SANTA CRUZ

Un informe de la ULL sobre el radón en la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife descarta riesgo para la salud

El estudio encargado por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife a la Universidad de La Laguna (ULL) respecto a la concentración de gas radón en el edificio de la Policía Local en la avenida Tres de Mayo, concluye que no existe riesgo para la salud humana por el hecho de respirar el aire en ninguna de las dependencias en las que se han realizado las medidas.

El informe, avalado por José Hernández de Armas, catedrático de Física Médica, adscrito al Departamento de Medicina Física y Farmacología de la ULL, contiene los valores promedio resultado de las mediciones efectuadas en las dependencias entre los días 1 de febrero al 11 de marzo de 2016.

Sobre esta base, certifica que no ha lugar a restricciones de uso, ya que las concentraciones detectadas no representan riesgo, señala el Ayuntamiento en una nota.

A la hora de elaborar las conclusiones del informe se han tenido en cuenta las indicaciones dadas por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos y lo establecido por la Directiva Europea 2013/59.

Conforme a esta norma, los estados miembros establecerán niveles de referencia para las concentraciones de radón en recintos cerrados en lugares de trabajo, y el promedio anual no superará los 300 bequerelios por metro cúbico (Bq/m3).

Concluyen los investigadores que, con los valores medidos durante todo el periodo de obtención de datos, en la planta segunda el valor medio de concentración llegó a 25,2 Bq/m3, en la planta primera los 19,5, en el semisótano los 42,7 y en el garaje los 46,9. Estos valores están, en todo caso, muy por debajo del promedio de intervención que prevén los organismos nacionales e internacionales, fijados en 150-200 Bq/m3.

La primera teniente de alcalde y concejal de Seguridad y Movilidad, Zaida González, manifestó sentirse “muy satisfecha” ante los resultados de este informe, “que es el tercero de estas características que encarga el Ayuntamiento en los últimos cinco años, y que no muestra ninguna incidencia anormal de gas radón en el edificio”.

EXHALACIÓN DE MATERIALES DE LA CONSTRUCCIÓN

No obstante, advierte de que “si bien la duda que se generaba respecto a la salubridad del edificio queda resuelta”, se realizarán todos los estudios que sean necesarios en beneficio de los trabajadores, declaró la edil, quien remarcó que este estudio desbloquea parte de la renovación de las dependencias de la Policía Local en la Avenida 3 de Mayo.

Por su parte, el concejal de Recursos Humanos, Juan José Martínez, valoró la “rigurosidad” de un informe que arranca de una campaña de medidas realizadas para conocer los niveles de concentración de radón en el edificio, “debidos a la exhalación de materiales de construcción análogos a los empleados en su construcción, con determinación de los posibles niveles de riesgo para los usuarios”.

Además del doctor Hernández Armas, también director del Laboratorio de Física Médica y Radiactividad Ambiental de la Universidad de La Laguna, el grupo investigador contó con la participación de Xiomara Duarte Rodríguez, técnico en Química Ambiental, María López Pérez, investigadora contratada en el citado laboratorio, y el doctor Eduardo Pérez González, investigador colaborador de la Cátedra de Física Médica de la ULL.