Santa Cruz

Denuncian lo irrisorio del canon de las concesionarias de los aparcamientos públicos

El director general de Servicios Públicos, Domingo Cabrera, ayer, en la comisión de control. / F. P.
El director general de Servicios Públicos, Domingo Cabrera, ayer, en la comisión de control. / F. P.

Once aparcamientos subterráneos en los que se distribuyen más de 6.000 plazas de estacionamiento y por los que las empresas concesionarias pagan un canon anual que a priori resulta irrisorio frente al negocio que estas concesiones suponen. Esta es una de las múltiples irregularidades que según denuncia Sí se puede rodean a la gestión de aparcamientos en Santa Cruz y cuya situación se está analizando por parte de la concejalía de Servicios Públicos. En la comisión de control municipal celebrada ayer, desde IU, Ramón Trujillo ofreció algunas cifras llamativas sobre los pagos que las empresas hacen al Ayuntamiento por la concesión de los aparcamientos subterráneos. El situado en la plaza de Weyler, con unas 500 plazas aproximadamente, paga 3.000 euros al año. El de Tomé Cano, con más de 300 aparcamientos, tiene un canon mínimo anual de 4.447 euros, mientras que el que se ubica en la Avenida Tres de Mayo, con unas 572 plazas, paga unos 10.000 euros al año.

Esta “rebaja brutal” a las concesionarias, tal y como la definió el edil de IU, Ramón Trujillo, se convierte en cero ingresos para el Ayuntamiento de Santa Cruz cuando se habla del parking del Intercambiador, que con 1.416 plazas y gestionado por TITSA, está exento de canon gracias a un convenio de colaboración firmado con el Cabildo.

El director general de Servicios Públicos, Juan Domingo Cabrera, compareció para responder a Sí se puede en qué punto se encuentra la investigación aprobada en el Pleno del pasado febrero sobre las concesiones y las condiciones de los parking de la ciudad. Cabrera, que reconoció que la gestión de estos espacios es “mejorable”, detalló que en estos momentos, Servicios Públicos está trabajando en la evaluación de los contratos, actualizando datos. “Además los técnicos del área se harán cargo de las inspecciones físicas para conocer las condiciones de mantenimiento y seguridad de los aparcamientos”.

Más noticias
Critican el uso del Palacio de Carta para la retransmisión de un partido de fútbol

El director general avanzó que en lo referente al análisis de cómo se están gestionando estos espacios, se contará una empresa externa que ayuda al servicio en el trabajo de campo, trabajándose en estos momentos en la elaboración de los pliegos de contratación. El concejal responsable del área, Dámaso Arteaga, defendió, en lo relativo a lo reducido de los canon, que las empresas concesionarias asumieron el coste de la construcción de los aparcamientos, por lo que la concesión tiene en cuenta esa inversión así como el periodo de amortización de la misma. Un ejemplo de esta amortización sería el aparcamiento de Ramón y Cajal que pagó un canon anticipado de 1.316.216 euros que cubre hasta la finalización de la concesión.

Pedro Fernández Arcila (SSP) lamentó que aún no se haya iniciado trabajo alguno sobre la investigación de lo que, a su juicio, son claras irregularidades en este asunto. Recordó que hay empresas que han cedido la concesión a otras empresas sin previa autorización municipal (caso del parking de Tres de Mayo) o que se estén desarrollando otras actividades sin licencia municipal (los locales comerciales del aparcamiento que gestiona Simpromi).

El director general de Servicios Públicos defendió, ante la crítica de Arcila de que no se está haciendo nada de lo comprometido en febrero, que se está trabajando en un trabajo de documentación previa, programando las inspecciones y los pliegos para la externalización del análisis de la gestión de los aparcamientos. Arcila acusó al concejal, Dámaso Arteaga, de no dar prioridad a este asunto, algo que según el edil demuestra el escaso interés municipal por corregir las irregularidades.

Más noticias
Más de 1.000 familias subsisten en la capital gracias a la Prestación Canaria de Inserción

Cinco expulsiones en el albergue durante los últimos cinco años
En los últimos cinco años se ha sancionada a seis personas por incumplir el reglamento del Centro Municipal de Acogida (CMA) de Santa Cruz, cinco de las cuales acabaron siendo expulsadas temporalmente del centro. Esta es la respuesta que el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) dio a Izquierda Unida, formación que preguntó por la aplicación de este reglamento, que, por otra parte, ha sido puesto en duda en las últimas semanas.. Según el IMAS, en este tiempo, solo se han producido dos reclamaciones, una está en fase de alegaciones y la segunda en trámite de audiencia n

 

TE PUEDE INTERESAR