sucesos

Saida perdona la cárcel a quienes filtraron su informe médico tras el accidente

A pesar de las secuelas que aún padece, Saida ya volvió al carnaval este año con su comparsa, Los Cariocas. DA
A pesar de las secuelas que aún padece, Saida ya volvió al carnaval este año con su comparsa, Los Cariocas. DA

El perdón otorgado por Saida Prieto, la candidata a Reina del Carnaval santacrucero de 2013 que sufrió gravísimas quemaduras por un accidente en la Gala, ha posibilitado un acuerdo de conformidad que evita penas de cárcel a quienes han confesado la filtración ilegal del historial médico de la joven en hechos acaecidos cuando se debatía entre la vida y la muerte en el Hospital Universitario de Canarias.

Así se recoge en la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal Número 3 de Santa Cruz de Tenerife en la que se condena a un trabajador del referido hospital y a otras dos personas como responsables civiles de un delito de descubrimiento y revelación de secretos y otro de revelación de secretos. Cabe recordar que el fiscal solicitó una pena de cuatro años y seis meses de prisión y una multa de 24 meses a 10 euros por día para el aludido empleado del citado hospital tinerfeño, así como tres años de prisión y multa de 24 meses a 10 euros por día a los otros dos encausados, cuyo papel en el caso fue el de recibir uno de ellos los datos y facilitárselos al tercero, que los publicó en redes sociales y “consiguió aparecer en diversos programas de televisión, radio y prensa, tanto a nivel local como nacional (…), con el consiguiente perjuicio para la paciente y su familia de ver dicho documento en todos los medios de comunicación y difusión y al cual ni siquiera tuvieron acceso”.
Se da la circunstancia de que el perdón concedido por Saida, que ha renunciado a todas las acciones legales que pudiera ejercer por estos hechos, ha reducido su indemnización de los 10.000 euros solicitados por el fiscal a los 5.000 finalmente concedidos.

El emotivo abrazo de la carnavalera con el trabajador del HUC

Él accedió ilegalmente al historial de ella, que en ese momento se debatía entre la vida y la muerte. Los datos fueron difundidos al público, vulnerando la intimidad de la paciente. La semana pasada volvieron a encontrarse. Ella los perdonó, librándolos así de una pena de cárcel. Él se lo agradeció con un abrazo y lágrimas en los ojos.

Más noticias
El Hospital del Norte pone en servicio las últimas 15 camas tras dos años de su apertura
TE PUEDE INTERESAR