sucesos

Doble tragedia en el Sur

caravana carbonizada

Todas las muertes son injustas, pero en ocasiones parecen serlo aún más, y en la noche que transcurrió entre el pasado lunes y la mañana de ayer dos accidentes costaron la vida de dos mujeres en el sur de Tenerife. Una de ellas fue víctima de un accidente de tráfico del que no era responsable; la otra falleció como consecuencia del incendio desatado en la autocaravana donde residía, en la costa de Adeje. Esta es la crónica de una madrugada que, sobre todo, fue muy triste.

Siempre a la espera de que la versión oficial confirme este relato, desde los servicios actuantes se explica que fue a primera hora de la noche del pasado lunes en la TF-66 y antes de llegar a Guaza cuando el vehículo que conducía un varón de 31 años de edad adelantó a tres coches en una maniobra que ahora investigan los especialistas de la Guardia Civil. A la altura del tercero, el adelantamiento se torna imposible y, al intentar volver a su carril, el vehículo del varón golpea al que intentaba superar, saliendo despedido hacia el que llega de frente. Al volante del mismo va la infortunada víctima mortal de este siniestro, una mujer natural del Puerto de la Cruz que hubiera cumplido 50 años el próximo mes de diciembre. El impacto es, como todos los frontales, brutal, a tal punto que varios de los implicados tuvieron que ser rescatados del amasijo de hierros al que se redujeron sus vehículos. De inmediato, se desplaza un operativo que conforman miembros de la Policía Local de Arona, Guardia Civil, Bomberos del Consorcio Insular, Servicio de Urgencias Canario (SUC) y Mantenimiento de Carreteras.

Mientras policías locales y guardias civiles se ven forzados a interrumpir durante cerca de dos horas el tráfico por esta vía, los bomberos se afanan en excarcelar tanto a la difunta, por la que nada pueden hacer los sanitarios, como al conductor que adelantaba, finalmente trasladado en una ambulancia medicalizada al Hospital de la Candelaria con un traumatismo en miembro inferior de carácter menos grave, si bien no se descartaba que tal diagnóstico tuviera que corregirse. Otras dos personas también sufrieron lesiones de consideración: un varón de 36 años de edad, con traumatismo menos grave en miembro inferior, que fue llevado a Hospiten Sur, y una mujer de 32 años con traumatismo torácico menos grave e ingresada en el Hospital Quirón de Costa Adeje. Las fuentes aludidas reseñaron que al conductor que adelantaba se le extrajo sangre, pero no consta el resultado del posterior análisis de un caso ya objeto de instrucción judicial.

Si la noche arrancó con semejante tragedia, no le fue a la zaga cómo terminó. Quedaban unos minutos para que fueran las seis y media de la mañana cuando llegó la alerta por un incendio en un descampado situado a la entrada de Playa Paraíso y en la bajada hacia el Puertito, dentro del término municipal de Adeje. Una vez más, a la espera de que los investigadores concluyan su trabajo, en principio se cree que fue fortuito el origen de un incendio que afectó a una autocaravana y a un turismo aparcado justo al lado.

La terrible consecuencia fue la muerte de una mujer de 63 años de edad, natural de Málaga y empadronada como vecina de Guargacho (Arona). Si bien las llamas arrasaron tanto la autocaravana como el vehículo, todo apunta a que el fallecimiento de la mujer se produjo como consecuencia de la inhalación del humo, sin que los esfuerzos de los efectivos del SUC desplazados al lugar de los hechos lograsen revertir la parada cardiorrespiratoria que presentaba la víctima cuando lograron acceder a la misma. Como en el anterior caso, miembros de la Policía Local (de Adeje) colaboraron con los servicios de seguridad, extinción y emergencia. Pero es la Guardia Civil quien se ha hecho cargo de la investigación de un incidente ya, lógicamente, bajo supervisión judicial.

En resumen, una noche que arrancó muy mal en el Sur y terminó igual de trágica. Se perdieron dos vidas a cuenta de un azar que, en días como este, se muestra más injusto de lo habitual.

TE PUEDE INTERESAR