sociedad

España es, tras Moldavia y Kosovo, el país europeo con mayor percepción de corrupción entre los ciudadanos

Pablo Crespo y Francisco Correa durante el juicio por el Caso Gürtel | FOTO: EUROPA PRESS
Pablo Crespo y Francisco Correa durante el juicio por el Caso Gürtel | FOTO: EUROPA PRESS

España es, tras Moldavia y Kosovo, el país europeo cuyos ciudadanos tienen el mayor índice de percepción del problema de la corrupción. En el caso español, dos de cada tres ciudadanos consideran que la corrupción es uno de los problemas más graves que afronta el país, según los resultados que arroja el último Barómetro Global de la Corrupción presentado por la organización Transparencia Internacional.

Los datos referidos a España coinciden con los de países de Moldavia y Kosovo en los que, según ha afirmado la organización, “la corrupción es sistemática”. “La percepción de la corrupción es un problema y está absolutamente disparada”, ha apuntado el catedrático de la URJC, Manuel Villoria.

Según el mismo estudio, realizado a finales del 2015, el 80% de los ciudadanos españoles encuestados opina que sus gobiernos no han conseguido frenar con efectividad la corrupción. Sin embargo, España se sitúa entre los que se produce un menor índice de sobornos, entre el 1% y el 3%.

TE PUEDE INTERESAR