Baloncesto por un kilo de comida

Este campus está destinado a niños y niñas de cualquier edad. CBA
Este campus está destinado a niños y niñas de cualquier edad. CBA

La llegada de las vacaciones escolares trae por estas fechas la proliferación de campus de baloncesto. De esa forma, los clubes de la Isla logran recaudar cantidades económicas que les ayudan a la hora de afrontar el segundo tramo de competición. El Adareva ha decidido renunciar a ello este año por una cuestión solidaria.

Los entrenadores de cantera del club, así como los ayudantes de María Sosa, entrenadora del primer equipo, que también está presente y es una de las impulsoras de la idea, están desde ayer, y hasta el viernes, a pie de pista, en el Complejo Deportivo Islas Canarias, de 9.00 a 13.00 horas, lo hacen de manera altruista, por amor al baloncesto, y con un profundo sentimiento de solidaridad.

“Pensamos que podía ser buena idea organizar un evento en el que el pago fuera la entrega de un kilo de alimentos o un juguete nuevo cada día del campus. De ese modo cumplíamos dos objetivos: ayudar a los más necesitados con todo aquello que se haya entregado y que las personas con menos recursos económicos puedan llevar a sus hijos a un campus”, explica María Sosa.

Este I Campus de Baloncesto Solidario McDonald’s, apoyado por la cadena de restauración y organizado por la entidad cestista, es idéntico a otros, pero sin pago económico de por medios. Aquí los niños desayunan, reciben una camiseta conmemorativa y tienen a su lado, no solo a entrenadores del club, sino a otros técnicos “que quisieron echarnos una mano”, como recalca la propia María Sosa.

“Entrenan las jugadoras de nuestro club, no pagan, y además entrena todo aquel niño que así lo desee con la única condición de que, cada día, debe de traer alimentos o un juguete”, señala Sosa, que admite que, a pesar de que para acudir al mismo hay que rellenar una ficha que se encuentra en la web del CB Adareva, son “varios” los pequeños que ayer acudieron directamente al pabellón “con más cantidad de alimentos de los que pedíamos”.

Más noticias
El Clarinos luchará por el ascenso a Liga Femenina

Ayer, primer día del Campus de Baloncesto Solidario McDonald’s, se dieron cita en Finca España casi 70 niños y niñas, todo un éxito para una iniciativa que, como recalca María Sosa, solo está movida por la solidaridad: “Es de agradecer el esfuerzo de los entrenadores que vienen, que invierten su tiempo, que podrían dar a su familia, por hacer esto posible”.

TE PUEDE INTERESAR