iberostar tenerife

Al Iberostar Tenerife le bastaron dos cuartos brillantes (74-79)

Manresa vs Iberostar Tenerife | FOTO: ACBMEDIA
Manresa vs Iberostar Tenerife | FOTO: ACBMEDIA

El Iberostar Tenerife es un grande en esta Liga Endesa. Uno de esos equipos que es recibido con expectación, como si de un día especial se tratara en muchas de las pistas de la ACB. Atrae, gusta, asombra… y gana aunque no juegue bien los 40 minutos. Fue lo que hizo ayer, en el Nou Congost, ante el ICL Manresa (74-79), tras haber dado un recital en los dos primeros cuartos y mostrarse más espeso en los dos siguientes.

Es reiterativo, pero hay que recordar que este equipo juega sin Richotti ni Beirán, que Piñero tenía gripe y que todo ello debería resentir la línea exterior, pero no lo hace. Seguramente sí en el día a día, en el trabajo que se lleva en la pista, pero desde fuera no se nota, no lo parece, porque juega como un equipo grande.

Cuando Aniano Cabrera y Txus Vidorreta dijeron que no tenían prisa por fichar por Beirán, muchos -seguramente todos- se llevaron las manos a la cabeza, y no les faltaba razón. Pero sin Javi el Canarias ha perdido en Valencia, pero ha doblegado a Andorra, Manresa, Estrasburgo y Juventus Utena, por lo que la apuesta parece funcionar. La máxima de “lo que funciona no se toca” coge especial valor en un equipo que el próximo fin de semana recibe al FC Barcelona, con el que no hay que soñar con ganar, porque se puede tener esa ilusión agarrándose a los números.

El Iberostar Tenerife dominó de principio a fin los dos primeros cuartos. Los números no mintieron: 11 de 17 (64%) en tiros de dos y 8 de 15 (53%) en tiros de tres puntos. Ante esa efectividad, poco podía hacer el ICL Manresa, y esa efectividad llegó porque los aurinegros lograron siempre dar un pase extra, buscar al jugador liberado, donde los manresanos no llegaban.

Más noticias
Cómodo triunfo del Iberostar Tenerife ante el Real Betis (87-70)

Aaron Doornekamp comenzó anotando ocho puntos de manera consecutiva (2-8) para motivar una pequeña reacción local que fue cortada por los visitantes (16-25). Manresa, que cuenta con uno de los mejores entrenadores de la ACB en lo que se refiere a trabajar la defensa, trataba de contener a un Iberostar que cerraba el cuarto con un claro 19-27. En lo que a sensaciones se refiere, las diferencias entre uno y otro conjunto eran mucho mayores de lo que se refería al marcador.

Pero sería en el segundo parcial en el que el Iberostar Tenerife demostrara su superioridad. Curiosamente, el ICL Manresa llegó a acercarse a seis puntos, pero una canasta de White volvía a poner a los suyos por encima de los 10 puntos de ventaja (21-33). Navarro paró el encuentro con un tiempo muerto, pero las diferencias siguieron creciendo. El ICL Manresa trataba de mantener el tipo en ataque, algo que no conseguía,pero lograba aún menos imponer su defensa.

El CB Canarias jamás desaprovecha un regalo, por lo que siguió, poco a poco, agrandando diferencias. No había espacio para la relajación, algo que quedó demostrado cuando Manresa logró un pequeño parcial de 6-0 (32-43). Txus Vidorreta paró el encuentro y su equipo devolvió un 1-8 para el 33-51 del descanso.

Manresa vs Iberostar Tenerife | FOTO: ACBMEDIA
Manresa vs Iberostar Tenerife | FOTO: ACBMEDIA

PRESIÓN

Con poco que le des, el Nou Congost responde, y eso fue lo que hizo el ICL Manresa para morir matando. La presión de los de Ibon Navarro fue superior en el tercer cuarto, y eso lo notó el Iberostar. Seguramente existió relajación en los visitantes, y no es para menos.

Tras un acercamiento de Manresa a 14 puntos (41-55), los canaristas confiaron en seguir con el mismo ritmo, pero los porcentajes en el tiro no eran los mismos, la elección de los lanzamientos, tampoco, y ahí el Manresa comenzó a creer con más corazón que cabeza, seguramente. Zaytzev incomodó al ataque canarista que, pese a su juego no tan bueno, consiguió cerrar el cuarto con 48-68.

Más noticias
El CB Canarias, de morado por La Laguna

Hubo alarmas en los 10 minutos finales. Y con razón. Manresa, que había ganado el cuarto anterior, haría lo propio con el definitivo, aprovechando los errores de su rival.

Lo primero que hizo el ICL fue acercarse a diez puntos (56-66) tras un parcial de 8-2, para, seguidamente, quedarse a solo siete tantos (61-68). El rigor defensivo del Canarias no era el mismo y los catalanes, encomendándose a Machado, Suggs y Pere Tomás, empezaron a creer en la remontada (67-71).

Fue entonces cuando el Iberostar Tenerife tiró de calidad, de jugadores con tablas a los que esta temporada parece haber curtido aún más, y, de ese modo, White y Grigonis permitieron respirar a los insulares.

En los instantes finales el Canarias tuvo nervios de acero, el Manresa pareció asustarse con la posibilidad de culminar la remontada, el miedo de ganar a uno de los grandes de la competición.

FICHA TÉCNICA

74 – ICL Manresa (19+14+15+26): Machado (9), Suggs (18), Tomàs (15), Trapani (12), Rey (5) -cinco inicial- Cvetkovic (10), Zaytsev (2), Belemene (1), Cakarun (2), Aranitovic (-), Montañez (-) y Costa (-).

79 – Iberostar Tenerife (27+24+13+15): San Miguel (9), Grigonis (14), Hanley (8), Doornekamp (15), Bogris (6) -cinco inicial-, Vázquez (8), White (10), Abromaitis (4), Bassas (5) y Piñero (-).

Árbitros: García González, Cortés y Mas. Sin eliminados.

Incidencias: partido de la décimo sexta jornada de la Liga Endesa disputado en el pabellón del Nou Congost ante 3.970 espectadores.

TE PUEDE INTERESAR