sociedad

La mitad de la población reclusa de la provincia estudia para conseguir empleo

El Hotel Taburiente de la capital tinerfeña acogió ayer la jornada de análisis de este proyecto europeo. Foto Andrés Gutiérrez

La mitad de la población reclusa está escolarizada. En concreto, cerca de 500 internos de los poco más de 1.000 que residen en el centro penitenciario de Tenerife participa en las distintas actividades formativas que se llevan a cabo y que abarcan, tanto el graduado de Educación Secundaria, como otros ciclos de aprendizaje, la formación deportiva y los talleres de acceso al empleo. Precisamente, el principal fin de estas labores es lograr un puesto de trabajo, una vez salgan de la prisión y que, de esta manera, su inclusión social se vaya convirtiendo en una realidad. Así lo subrayó Ana Belén González, miembro del Centro de Formación para Adultos. Esta entidad coordina un proyecto europeo que busca incidir en aumentar la tasa de escolarización de la población reclusa, analizando cuales son las principales dificultades para atacarlas y poder contribuir a una mayor inserción laboral. Explicó que es complicado definir un perfil del estudiante recluso, aunque matizó que muchos de ellos tienen carencias para el aprendizaje. Asimismo, González puntualizó que, aunque buena parte tiene estudios, carecen de la titulación.
El proyecto, denominado Calypsos, cuenta entre sus socios con entidades de cuatro ciudades europeas: La Laguna, Braga, Almería y Roma. Durante la mañana de ayer se llevó a cabo un encuentro con algunos de los participantes para avanzar en la definición de esta iniciativa. “Queremos ver las necesidades educativas para definir estrategias que ayuden a que no abandonen, que logren objetivos, que alcancen su titulación obligatoria y que les permita incorporarase al mercado laboral”, añadió González.

Durante la inauguración de la jornada, el viceconsejero de Educación y Universidades del Gobierno canario, Juan Manuel Santana, añadió que las universidades contribuirán a “realizar la evaluación neuropsicológica”.

Demanda la presencia de orientadores y expertos

Una de las carencias puestas de manifiesto en la enseñanza a adultos es la necesidad de contar con orientadores y expertos, como psicólogos y otras categorías, como así sucede con la formación obligatoria. Además, con este estudio se pretende visibilizar otras necesidades para los docentes .

TE PUEDE INTERESAR