Las empresas del Cabildo acumulan pérdidas que superan los 15 millones

Vista del exterior del Auditorio de Tenerife, una de las empresas del Cabildo que acumuló más pérdidas en el año 2015. En la imagen de la derecha, Carlos Alonso, presidente de la Corporación Insular. S. M.

Las empresas en las que participa el Cabildo de Tenerife le están provocando un fuerte dolor de cabeza a la institución insular y a su presidente, Carlos Alonso. Según los datos aportados por Informa D&B, empresa líder en la prestación de servicios de información empresarial, 11 de las 56 empresas en las que participa total o parcialmente la Corporación tinerfeña acumularon, en el ejercicio de 2015, un total de 15.197.955 euros de pérdidas. Muy lejos queda la época en la que las cuentas de estas empresas daban resultados positivos y ayudaban a engordar el presupuesto insular. Por ejemplo, en 2006, cuando arrojaron unos beneficios, después de impuestos, de 6,5 millones de euros.

De las nueve empresas en las que el Cabildo participa directamente, es decir, con el 100%, cinco tuvieron resultados negativos en 2015: la Empresa Insular de Artesanía, Eiasa (-550.245 euros), el Auditorio de Tenerife (-3.284.270 euros), Gestión Insular para el Deporte, la Cultura y el Ocio, Ideco (-1.126.178 euros), Institución Ferial de Tenerife (-617.238 euros), y Simpromi (-1.671.129 euros). Todas ellas sumaron un saldo negativo de 7.249.062 euros.

En aquellas empresas en las que la Corporación Insular participa mayoritariamente, o sea, con más del 50% (un total de seis), la mitad (tres) tienen pérdidas. Estamos hablando de Parque Científico y Tecnológico de Tenerife (-616.749 euros), SPET Turismo de Tenerife (-1.898.130 euros) y Buenavista Golf, SA (-1.838.719 euros). En total, 4.186.008 euros.

Finalmente, de las siete empresas en las que el Cabildo participa de manera minoritaria, con menos del 50%, solo tres tienen resultados negativos. Son Bodegas Insulares de Tenerife (-295.425 euros), Polígono Industrial de Granadilla (-1.935.998 euros) y Matadero Insular de Tenerife (-1.363.872 euros). En todo este proceso hay que recordar la investigación, que aún sigue abierta, por las irregularidades detectadas, en septiembre pasado, en las cuentas del Recinto Ferial, con un desajuste de unos 120.000 euros y cuya denuncia le costó el puesto al anterior gerente de esta institución, Ignacio Pintado. Y también el desfalco de casi un millón de euros en la Sociedad Insular de Promoción de la Discapacidad (Simpromi).

A todo esto hay que unir el desembolso al que el Cabildo tendrá que hacer frente en breve de tres millones de euros para reparar los desperfectos detectados en el Auditorio de Tenerife. La Corporación insular ha dicho que reclamará al arquitecto Santiago Calatrava el dinero, pero mientras se resuelve el proceso judicial, el Cabildo deberá adelantar el importe para ir arreglando los fallos, dado que estos afectan al revestimiento y a las filtraciones de agua y humedades en algunas zonas del edificio. Se da la circunstancia de que estas tres empresas: el Auditorio, el Recinto Ferial, y Simpromi están participadas en un 100% por el Cabildo. En el caso del Auditorio de Tenerife, según Informa D&B, su rentabilidad económica en 2015 alcanzó un nivel del -21,77% y tuvo un EBIT decreciente en un 69,40% entre 2014 y 2015.
En cuanto al Matadero Insular, que tuvo unas ventas de 764.206 euros y un resultado neto de
-1.363.872 euros, el informe al que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS revela que la situación financiera de la compañía, en la que el Cabildo participa con un 33,7%, es “desfavorable”. De hecho, hace unos años un ERE salpicó al Cabildo, que tuvo que unificar criterios con los socios en la empresa. Bodegas Insulares también se vio el año pasado inmersa en una polémica tras la denuncia de unos viticultores por el uso de uva procedente de fuera de la Isla, y su situación financiera también es “muy desfavorable”.
Con estos resultados, no es de extrañar que Carlos Alonso se quiera quitar de encima alguna de estas empresas, como lleva intentándolo hace tiempo con el Golf de Buenavista del Norte o los Casinos de Tenerife (Taoro, en Puerto de la Cruz, el de Las Américas y el de Santa Cruz). En este caso, se insinuó hasta que había un grupo chino interesado en su adquisición. Pero no todas las empresas dan disgustos a Carlos Alonso. Las más beneficiosas son Teleférico Pico del Teide (2.730.015 euros), el ITER (290.395 euros), Titsa (381.096 euros), Litografía Romero (448.112 euros) y Metropolitano de Tenerife (36.779 euros).

TE PUEDE INTERESAR