Memoria guanche

Grafcan confirma que la cueva de Bencomo está en suelo de La Orotava

La finca en la que se encuentra la cueva de Bencomo está en La Orotava, pero su entrada no está aún definida. Fran Pallero
La finca en la que se encuentra la cueva de Bencomo está en La Orotava, pero su entrada no está aún definida. Fran Pallero

La incertidumbre sobre la ubicación de la cueva de Bencomo, en el municipio de La Orotava o en el de Santa Úrsula, quedó ayer finalmente resuelta. La empresa pública Grafcan confirmó al director general de Patrimonio Cultural, Miguel Ángel Clavijo, que la morada del penúltimo mencey de Taoro está en la Villa.

Grafcan deja claro en su archivo, al que tuvo acceso este periódico, que existen tres líneas de límites municipales en la zona de estudio. Todas ellas, igual que la utilizada en el Plan Insular de Ordenación de Tenerife (PIOT), sitúa la cueva dentro de La Orotava, si bien no está definido que la entrada esté en Santa Úrsula, un dato todavía pendiente de aclarar.

Esta confirmación se suma a la publicada recientemente con respecto a la titularidad privada de la propiedad, dado que el monumento se encuentra ubicado en una finca de 64.804 metros, adquirida en 1929 por Juan Bautista Hernández, cuyos 22 herederos son los dueños actuales, un dato que hasta el momento se desconocía o, al menos, no se había hecho público. Clavijo subraya la importancia de ambos hechos, revelados en la investigación de DIARIO DE AVISOS, dado que han logrado esclarecer aspectos del lugar que el propio Gobierno ignoraba y que reflejan el “desinterés”, la “desidia” y el olvido al que estuvo sometida durante 30 años esta joya patrimonial, pese a haber sido declarada Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Monumento en 1986.

El proyecto de rehabilitación encargado por el departamento de Clavijo para convertirla en el primer museo de sitio de Tenerife e impulsar su recuperación como un vestigio importante de la historia de la Isla ha servido para conocer un cúmulo de despropósitos en torno a la cueva. El director general de Patrimonio Cultural tiene previsto reunirse la próxima semana con el alcalde de La Orotava, Francisco Linares, para estudiar líneas de actuación. No obstante, su intención es hablar con el resto de administraciones implicadas (Cabildo y Ayuntamiento de Santa Úrsula), con el fin de que el proyecto, “que ya no tiene vuelta atrás”, se concrete de una vez por todas.

Más noticias
Miguel Ángel Clavijo: “En Tenerife los guanches no sufrieron genocidio”

Miguel Ángel Clavijo

Una vez que se ha confirmado que la cueva tiene dueños, los 22 herederos de la familia Hernández, y que estos no ponen objeción para venderla, se plantea la posibilidad de que la finca en la que se ubica sea adquirida por una administración pública. Respecto a la posibilidad de expropiarla, Clavijo manifiesta que esa será “la última opción”, ya que confía en poder llegar a un acuerdo con los propietarios. Sin conocer la confirmación de Grafcan, el alcalde de Santa Úrsula, Juan Acosta, dijo ayer que la tasación encargada por el Ayuntamiento de la finca, por un lado, y la cueva, por otro, sigue su curso, pero su homólogo en La Orotava, Francisco Linares, prefirió esperar a que se aclare el tema de la pertenencia a una u otra localidad n

TE PUEDE INTERESAR