Güímar

Las Burras de Güímar se autocensuran

Los concejales Rosa Pérez y David Román, junto al representante de Las Burras, Francisco Bejarano, al lado del cartel elegido. Sergio Méndez

El cartel de Las Burras, el singular espectáculo del Carnaval de Güímar, que se celebrará el próximo 10 de marzo en la plaza de San Pedro, será el boceto que tanta polémica levantó cuando se conoció su contenido; eso sí, autocensurado por el propio colectivo organizador y la diseñadora lagunera Hiurma Delgado, al desenfocar la imagen de una mujer desnuda arrodillada a los pies de Satanás.

“Hemos censurado el cartel porque recibimos muchas críticas, algunas incluso dentro de nuestro colectivo”, afirmó Francisco Bejarano, representante de Las Burras, quien, no obstante, agradeció el hecho de que toda esa polémica “haya servido para dar a conocer nuestra fiesta. Añadió, además, que con este cartel han querido “seguir polemizando con algo de sátira, como son Las Burras”. El concejal de Cultura, David Román, presente en la presentación del cartel en el Salón de Hijos Ilustres de Güímar, recordó su pasado “como burra”, relatando que “es una figura con pechos grandes y sus partes un poco obscenas, poco higiénicas”, sorprendiéndose por la polémica generada, de la que “el Ayuntamiento nunca ha sido partícipe, porque apoya este cartel como “cualquier otro que hubieran querido presentar”. El concejal agradeció a la prensa y a las redes sociales “la publicidad gratuita que le han dado a Las Burras y a Güímar”, afirmó.

Al final de la presentación, casi de manera solemne, tanto Bejarano como Román, en nombre de Las Burras y del Ayuntamiento, quisieron “pedir disculpas a aquellas personas que se hayan sentido ofendidas por los bocetos presentados con anterioridad”, todos ellos diseñados por Hiurma Delgado, autora también del que se presentó ayer, por llamarlo de alguna forma.

Más noticias
Canarias actualizará el protocolo institucional de violencia machista

Delgado defendió su primer boceto, porque “representaba una bruja al invocar a Satanás y detalles característicos de un aquelarre; lejos de ser un reflejo machista o sexista, como lo tacharon en las redes sociales”, dijo por último la artista con cierta amargura.

El cartel del singular espectáculo de Güímar sale ‘codificado’, tras la polémica generada, para “no herir sensibilidades”

TE PUEDE INTERESAR