Medio Ambiente

El panga “no tiene riesgo, pero es una porquería”

El pez de donde se sacan estos filetes habita en el contaminado río Mekong. EP

Tanto el Ministerio de Sanidad, como la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición y la Asociación Empresarial de Acuicultura de España (SEEN) coinciden: consumir panga, un pez de agua dulce especialmente prolífico en el contaminado río Mekong, no ofrece riesgo alguno para la salud, pero ni tiene valor como aportación alimentaria ni son aconsejables las prácticas medioambientales que se llevan a cabo para su producción. Aunque la polémica por el panga viene de antiguo, la decisión adoptada por varias cadenas supermecados y centros educativos españoles de eliminarlos de su oferta o menú ha devuelto la actualidad a estos filetes cuyo consumo aumentó considerablemente en nuestro país durante los peores años de la actual crisis. El detonante de la actual crisis llegó el pasado miércoles, cuando la Confederación Española de Padres de Alumnos pidió por carta a Educación y Sanidad que se prohíba “de forma urgente” el uso en los comedores escolares de toda España de este pescado “en defensa del derecho a una alimentación sana y saludable”. Al poco, Carrefour España anunció que, al igual que en Bélgica y Francia, dejaba de venderlo, mientras que Sanidad confirmó que no hay ninguna alerta sanitaria ni alimentaria en relación a este pescado. “No es el mejor pescado para consumir, pero por su bajo valor nutricional, no por otro motivo”, explica el doctor Francisco Botella, miembro del Área de Nutrición de SEEN, quien insiste en que los controles son “muy rigurosos”. El mejor resumen lo da el gerente de los acuicultores españoles, Javier Ojeda: “El panga no supone ningún riesgo para la salud, pero no se trata de un cultivo de acuicultura sino que es “una porquería”.

TE PUEDE INTERESAR