gran canaria

El adolescente denunciado por abusos a menores ingresa en un centro terapéutico

Cabildo de Gran Canaria
Cabildo de Gran Canaria

El adolescente de 14 años que ha sido acusado de abusos a dos niños de 13 y ocho años ha sido internado en régimen cerrado en un centro terapéutico por orden de la Fiscalía de Menores, según ha indicado hoy la consejera de Política Social del Cabildo de Gran Canaria, Elena Máñez.

Ante un supuesto caso de abusos a menores en un hogar de acogida de la capital grancanaria ocurrido a primeros del pasado mes de febrero, Máñez ha dicho a los medios de comunicación que desde el momento que se detectó el presunto delito se puso en conocimiento de la Policía y se presentó denuncia.

“A partir de ahí, hemos estado trabajando con una unidad especializada de la Policía, se tomó declaración a los menores, la Fiscalía dictó una orden cautelar de internamiento en régimen cerrado y las dos presuntas víctimas son atendidas por un servicio especializado”, ha precisado la consejera.

Elena Máñez ha puntualizado que el presunto agresor tiene de 14 años y que las edades de las víctimas son 13 y ocho, que “son unas edades que justifican que estuviesen conviviendo en la misma unidad”, ha agregado.

“El caso está en manos de la Justicia, que será la que sentencie en base a los hechos que han sido denunciados y las declaraciones recogidas tanto a los menores como a los profesionales del centro”, ha apuntado Máñez.

La consejera ha pedido cautela -“el caso está en manos del Juzgado”- y ha recordado que el Cabildo cuenta con un protocolo de prevención y detección de casos de abusos sexuales que, en su opinión, “ha funcionado y se ha aplicado de forma inmediata desde que se produjo esta sospecha”.

Así, en base al protocolo, la entidad que gestiona el centro -la ONG Nuevo Futuro- ha actuado con la máxima celeridad en coordinación con el Gobierno de Canarias, Cabildo y Policía, ha especificado Elena Máñez.

La responsable insular de Política Social ha desvelado que en estos casos basta que se dé un solo indicador para que se presente denuncia ante la Policía Nacional, que se encarga de iniciar el procedimiento de investigación y lo comunica a la Fiscalía, que acuerda las medidas cautelares.

Máñez ha explicado que en esta casa de acogida había cuatro menores distribuidos en la misma habitación, ya que el modelo de trabajo en la red “es el de casas o pisos para que la convivencia sea la más parecida a la de una familia y, por eso, se atiende a tramos de edad comunes”.

La consejera ha afirmado que el Cabildo “vigila y hace un seguimiento a estos hogares de acogida” y, ante cualquier incidente, “se comprueba cuál ha sido la actuación y, en este caso, se ha comprobado que ha sido conforme al protocolo”.

“El Cabildo aplica la Guía de Acogimiento Residencial en los 40 hogares que tiene la red, que recoge este protocolo de prevención de abusos sexuales -también otras medidas de funcionamiento- y, además, la Sección de Menores hace siempre un seguimiento por si hubiese alguna anomalía”, ha concluido Elena Mánez.

TE PUEDE INTERESAR