turquía

Ankara condena el “apoyo al terrorismo” de Alemania

Foto REUTERS

Un portavoz presidencial de Turquía ha condenado “fuertemente” a las autoridades alemanas por permitir una concentración kurda en las calles de la ciudad alemana de Frankfurt contra el referéndum planteado por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha informado la agencia Anatolia.

“Es imposible explicar para las autoridades alemanas que mitines de representantes electos turcos sean peligrosos y se trate a terroristas como actores legítimos”, ha señalado un comunicado del portavoz Ibrahim Kalin, que se ha referido a los manifestantes kurdos como seguidores del grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

“Claramente es apoyar al terrorismo, aquellos que tratan de explicar esta actitud hostil con la libertad de expresión deberían actuar seriamente”, ha añadido Kalin.

Unos 30.000 kurdos han marchado por las calles de Frankfurt para mostrar su rechazo al referéndum del próximo 16 de abril, que puede allanar el camino a Erdogan para introducir un cambio de sistema que amplíe significativamente sus poderes como jefe de Estado turco.

Los manifestantes marcharon bajo los lemas de “Erdogan terrorista” y “Libertad para Ocalan”, en referencia a Abdulá Ocalan, el líder encarcelado del PKK, una organización considerada terrorista por Turquía y por la UE.

Turquía convoca al embajador alemán en protesta por la manifestación kurda celebrada en Frankfurt

El Gobierno turco convocó a última hora de ayer al embajador alemán para protestar la decisión de permitir una manifestación kurda en las calles de Frankfurt contra el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y a favor del encarcelado líder kurdo Abdulá Ocalan, máximo responsable del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, en guerra con Turquía.

Así lo hizo saber este sábado el portavoz de la Presidencia, Ibrahim Kalin, en un nuevo indicio del gravísimo deterioro de las relaciones entre ambos países desde que Alemania prohibiera la entrada de ministros turcos en el país para promocionar ante la diáspora turca el referéndum impulsado por Erdogan, que se celebrará el próximo 16 de abril y en el que se discutirá un significativo incremento de sus poderes como jefe del Estado.

En la marcha kurda se vieron banderas con el retrato de Ocalan y se oyeron consignas como “Viva la resistencia del pueblo kurdo”. La Policía instó a los manifestantes a enrollar las banderas del PKK, una organización prohibida en Alemania en 1993.

“No nos podemos explicar”, había declarado ayer Kalin, “cómo las autoridades alemanas consideran peligrosos los representantes electos turcos mientras trata a los terroristas como actores legítimos”. “Es”, añadió, “un acto claro de apoyo al terrorismo”.

Además, Kalin ha criticado duramente a Bruno Kahl, director de los servicios de inteligencia extranjera de Alemania, el BND, por insinuar que el presidente Erdogan aprovechó el fallido golpe de estado del año pasado para extender el alcance de la actual purga de críticos que está llevando a cabo y que iba a desencadenar de todos modos.

Kalin llegó incluso a denunciar que Alemania, como mínimo, respaldó el golpe de Estado del año pasado, tras conocer que Kahl había mostrado su escepticismo sobre la teoría de Ankara que apunta como responsable del golpe al clérigo Fetulá Gulen, némesis de Erdogan.

“Comentarios como los del señor Bruno Kahl indican que Alemania respaldó la intentona” ha declarado el portavoz en comentarios ante la corresponsalía turca de la cadena CNN.

TE PUEDE INTERESAR