ECONOMÍA

El Congreso tumba el decreto de la estiba y se escenifica el fracaso del PP

ESTIBADORES CONGRESO
Un grupo de estibadores en la tribuna del Congreso, celebrando el rechazo a la reforma. / EUROPA PRESS

Tal y como estaba previsto, el Gobierno fue incapaz ayer de conseguir los votos para convalidar el real decreto ley de reforma del régimen laboral de los estibadores, que aprobó en Consejo de Gobierno el pasado 24 de febrero. El texto fue finalmente rechazado por 175 votos en contra, los del PSOE y Unidos Podemos, principalmente, frente a 142 a favor del PP, respaldados por el PNV, y 33 abstenciones, las de Ciudadanos, que finalmente no apoyó la reforma, más la de Íñigo Errejón, de Podemos, por error.

Se trata de la tercera vez en la historia de la democracia que no se convalida un real decreto ley, después de que en 1979 la Diputación Permanente rechazara la convalidación de la prórroga de la actuación de la Junta Central de Acuartelamiento y, en 2006, la norma relativa a impuestos sobre el tabaco, aunque en este caso por un error en la votación.

A pesar de la advertencia del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, de que la no convalidación del decreto conllevará una segunda multa millonaria de la Unión Europea (UE) que, dijo, “está a punto de caer”, la mayoría de los partidos de la oposición no ha respaldado la reforma diseñada por el Gobierno para la liberalización del sector de la estiba, incluido Ciudadanos, que había anunciado que votaría a favor.

Este cambio de rumbo de Ciudadanos, que desembocó en una derrota para el Gobierno de Mariano Rajoy, vuelve a quebrar la confianza del Partido Popular en el partido naranja, su socio preferente, en vísperas de la negociación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE). El Ejecutivo solo se ha visto respaldado por los votos a favor del PNV, que argumentó que la propuesta hecha por el Ejecutivo a los estibadores tiene un “alto contenido social” y garantiza la competitividad de los puertos y los derechos sociales de los estibadores. “Dudamos de que ningún acuerdo futuro pueda superar la oferta actual del Gobierno”, subrayó el diputado del PNV Iñigo Barandiaran.

Más noticias
Los estibadores elevan la tensión y 10 contenedores son desviados a Tánger

VOTO ESTIBA CONGRESO

Durante el debate, De la Serna señaló que el Gobierno “ha hecho lo que tenía que hacer” y tiene “la conciencia tranquila”, y lamentó la “falta de responsabilidad” de los partidos políticos que no han apoyado la convalidación porque “aboca a que los españoles tengan que pagar una sanción muy importante, que vendrá directamente de su bolsillo”. “La única propuesta era la de dar un palo al Gobierno pagado por el bolsillo de todos los ciudadanos”. “A partir del 24 de marzo vuelve a ponerse en marcha el contador para seguir sumando el dinero de la multa que deben pagar los españoles”.

Sin embargo, tanto el PSOE como Unidos Podemos y la mayoría de la oposición han recriminado al ministro no haber pactado un decreto que debía tener el consenso de patronal, sindicatos y partidos políticos. “No se trata de tumbar un decreto”, sino de “garantizar los puestos de trabajo de los estibadores y sus condiciones laborales”, señaló el diputado socialista César Ramos. Desde Ciudadanos, el portavoz de la Comisión de Fomento en el Congreso, Fernando Navarro, argumentó su abstención en la necesidad de que haya más tiempo para debatir el documento. El recurso que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) interpuso contra España por el incumplimiento de la sentencia de este mismo tribunal del 11 de diciembre de 2014, que obliga al Reino de España a liberalizar por completo el sector, propone, a la espera de que se dicte sentencia, una sanción correctiva a España de 134.107,2 euros por día de retraso en la ejecución de la misma.

Más noticias
Alerta total en Canarias ante el segundo día de huelga de la estiba

Los estibadores, tras rechazarse el decreto, desconvocaron las cuatro jornadas de huelga que aún tenían previsto llevar a cabo en los puertos a partir de hoy. El coordinador de la Coordinadora de Trabajadores del Mar, Antolín Goya, señaló que lo ocurrido en el Congreso “no es una victoria para nadie”, sino que constituye “un punto de partida” para iniciar una nueva negociación: “Estamos a la espera de abordar una nueva negociación desde la más absoluta normalidad que incluya, como debe, ser al Gobierno”.

TE PUEDE INTERESAR