MÚSICA

Doce músicos en escena para revivir el espíritu de Pink Floyd

Pink Floyd Project LT es un proyecto fusión de artistas británicos y lituanos que han formado este ambicioso repaso a una banda de factura histórica. / DA

Por: María Ameneiros

Las ventas, el impacto de la giras entre el público, críticas mundiales y, en definitiva, el repertorio brutal que ha envuelto la atmósfera pinkfloydiana sitúa en un lugar noble a todas las bandas que repasan su historia musical. Pero hay que hacerlo bien y no de cualquier manera. Hasta doce músicos han hecho falta para revivir el espíritu de una banda con tanta historia como Pink Floyd. En el caso que nos ocupa, reciben el nombre de Pink Floyd Project LT y es la reunión al 50% de músicos británicos y lituanos que ofrecen esas ganas de los seguidores de los londinenses por repasar continuamente sus temas. Canciones que se han quedado para la historia; álbumes que se han quedado para la historia. Pink Floyd Project LT ofrecerá los primeros acordes a partir de las 21.30 de este sábado en la sala interior del recinto Tenerife Magma, ubicado en el municipio del Sur de Tenerife, Adeje. Las entradas están a la venta en la web del Magma (www.tenerifemagma.com) y Ticketea, a varios precios por tratarse de diferentes zonas.

Voces como la de Alex McNamara o Ceslovas Gabalis, comandados por Dainius Pulauskas, conseguirán revivir una de las mejores épocas de la música, la de una banda nacida en el año 65 y que en la década de los 70 vendió más de 250 millones de discos en todo el mundo – más que AC/DC, The Rolling Stones o, incluso, Queen. Pink Floyd ha quedado en el recuerdo como la banda de las canciones interminables, de alto contenido filosófico, la experimentación sónica, las innovadoras portadas de sus discos y sus elaborados espectáculos en vivo.

Los entendidos en buena música disfrutarán de los temas que dejaron para la historia Nick Mason (batería), Richard Wright (tecladista y vocalista), Roger Waters (el bajista y vocalista) y el polémico Syd Barrett (guitarrista y vocalista principal), personaje controvertido que muy pronto y debido a excesos en todo (especialmente en consumo de LSD) fue sustituido por David Gilmour, un excelente y completo músico que llegó para quedarse y asentar el cuarteto procedente de Londres.

Sin la presencia de Barrett en la formación, Gilmour, Waters y Wright se hicieron cargo de las riendas creativas del grupo, cada uno aportando su voz y sonido en sus nuevas producciones, pero dándole a los nuevos materiales menos consistencia que en la era Barrett. Syd Barrett había sido el intérprete principal durante los primeros años. En la época siguiente Gilmour, Wright y, especialmente, Waters se convirtieron en los principales compositores y voces dentro de la banda. Algunas de las composiciones más experimentales del grupo datan de esta época, como “A Saucerful of Secrets” —que consiste en su mayoría en ruidos, efectos sonoros, percusiones, osciladores y tape loops— o “Careful with That Axe, Eugene”.

Pink Floyd Project LT es un proyecto fusión de artistas británicos y lituanos que han formado este ambicioso repaso a una banda de factura histórica. / DA

A pesar de que la autenticidad es la autenticidad, estos músicos profesionales que toman la denominación original de la banda y le suman “Project LT”, vienen a ofrecer un show de calidad máxima. Cuenta para ello con el carisma y la voz de Alex McNamara, actor también aparte de cantante y batería, nacido en Londres hace 37 años. Aporta la energía que también ha inyectado a numerosos musicales internacionales que han triunfado en el ámbito mundial.
McNamara fue incluso una de las voces protagonistas del exitoso The Australian Pink Floyd Show que se mantuvo por cinco años en el país (2010-2015). Tras la desaparición de la banda en el 94, ha sido quizás el show testamentario con mayor venta internacional y testamento igualmente de larga duración de la banda icónica Pink Floyd. Entre las canciones que él interpretaba en este show, y algunas de las que se hará cargo este sábado, figuran “Time”, “Wish you were here”, “Dogs”, “Breathe”, “Coming back to life” y “Comfortably numb”.

Pero Pink Floyd Project LT no cuenta únicamente con una voz principal. Otro de los vocalistas, destacado cantante de rock lituano, es Ceslovas Gabalis, propietario de un timbre de voz único, otro profesional de los musicales que ha interpretado papeles principales en óperas primas de rock como “Amor y Muerte en Verona”, “Peer Gynt”, “Jesucristo Super Star”, así como actuaciones musicales de “Don Quijote”, “Notre Dame”, “Bomba” o “Ariel”. Bajo el paraguas de todos estos eventos, Gabalis es conocido en Estados Unidos, Canadá, Países Bajos, Polonia, Alemania, México y otros países.

The dark side of the moon

De modo que con McNamara y Gabalis, junto a 10 músicos más, este sábado durante el concierto, se interpretarán las mejores canciones de Pink Floyd; canciones que tienen años e historias para contar. Naturalmente, sonarán los clásicos del álbum más destacado The dark side of the moon (El lado oscuro de la luna) y el tercer disco más vendido de la historia del rock: “Wish you were here” o “The Wall”, o incluso “The great gig in the sky”. El Lado Oscuro de la Luna (Harvest Records, 1973) fue el octavo álbum de la banda de rock inglesa, un disco que funcionó por encima de toda expectativa y que hizo que la banda cogiera una velocidad de vértigo que, para muchos críticos musicales, incluso desbordó y enloqueció a sus integrantes. Cada canción tenía entidad y vida propia, más allá de los singles que resultaron más afamados. Estaba basado en ideas exploradas en anteriores grabaciones y shows en vivo, pero carece de las extensas excursiones instrumentales después de la partida del miembro fundador y colaborador principal, Syd Barrett, quien tuvo que dejar la banda por el alto consumo de LSD. El resto de compañeros estaban de acuerdo en la marcha por su enorme deterioro mental.

En Pink Floyd Project LT todo estará aderezado por impresionantes efectos de vídeo y luces que acompañarán a la citada docena de músicos en el escenario para hacer llegar al público congregado buena parte de las mejores canciones del legendario rock psicodélico de los auténticos Pink Floyd. Será en la sala más amplia y destacada del Sur de Tenerife que, como apunte, en este caso no es la productora del evento. Cede su espacio a la productora extranjera que está rodando con esta banda por muchos países. Francia, Ucrania y Alemania son las siguientes plazas donde la banda aterrice.

Hay ganas porque la última gira de los británicos fue en el año 94. Posteriormente, hubo un insólito reencuentro en el año 2005 en pleno Hyde Park (Londres) que emocionó al mundo entero. Estaba incluso Richard Wright, quien fallecería 3 años después (en 2008).

TE PUEDE INTERESAR