estados unidos

Las palabras de una madre antes de morir salvan la vida de su bebé

FACEBOOK

Amanda Mangas tenía 23 años y fue asesinada por su expareja al recibir un disparo justo en la zona del pecho. Cuando aún agonizaba tirada en el suelo, su expareja James Ramey, le quitó al bebé que había tenido juntos meses antes y se lo llevó. Cuando agentes de policía y los médicos llegaron a lugar de lo ocurrido, la madre, que estaba en sus últimos segundos de vida, indicó que su bebé estaba con James Ramey, un dato clave para que la policía pusiera en marcha la búsqueda, que se amplió a tres estados de Estados Unidos.

Según informa la NBC, la policía encontró a Ramey y a su bebé en Indiana y han explicado que uno de los posibles motivos por los cuales ocurrió el suceso fue que la joven actualizó su estado de Facebook un día antes, pasando de ‘soltera’ a ‘en una relación’.

Más noticias
Mata a su expareja de un disparo en Las Gabias y se entrega a la Guardia Civil
TE PUEDE INTERESAR