alerta en la cumbre

Finaliza la evacuación en el Teide tras la avería del teleférico

EVACUACIÓN TELEFÉRICO TEIDE
Las primeras evacuaciones desde el refugio y la estación base del teleférico del Teide, en Tenerife, han comenzado a primera hora de este jueves. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

Por Gabriela Gulesserian y Tinerfe Fumero

El dispositivo de evacuación de las 111 personas -ocho de ellos menores- que pasaron la noche en la cumbre del Teide tras la avería del teleférico en la tarde de este miércoles, ha culminado con éxito y sin incidencias de importancia, ha informado Bomberos de Tenerife.

Las primeras evacuaciones comenzaron a primera hora de esta mañana con helicópteros del Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) así como de la Guardia Civil, mientras que efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y de Bomberos acompañaron a un grupo de personas, que no necesitaban evacuación aérea, en el descenso por tierra a través de Montaña Blanca.

En total, 42 personas fueron rescatadas por los helicópteros del GES y otras 12, por el de la Guardia Civil, ha detallado el 112 Canarias.

Por ahora se mantienen cerrados los senderos de acceso al pico permanecerán y la carretera TF-21 que conecta la zona del Portillo con el Parador Nacional.

Hasta 115 personas se vieron forzadas ayer a pasar la noche en la cumbre tinerfeña como consecuencia de la avería registrada al mediodía en el teleférico del Teide. Dicha cifra fue facilitada anoche desde el Cecoes 1-1-2 del Gobierno de Canarias, si bien horas antes el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, aseguró que eran unas 75. Este centenar de personas se encontraban en buen estado y tenían previsto pernoctar divididas en dos grupos, unas 45 en el refugio de Altavista y las restantes en la estación superior del propio teleférico.

 

En total fueron unos 275 los afectados por el fallo, al parecer mecánico, pero no hay confirmación oficial de ello. Incluso, Alonso especuló sobre la posibilidad de que el cepo de seguridad que bloqueó ambas cabinas fuera accionado desde dentro, si bien reconoció que luego no pudo desbloquearse desde el exterior. Las 75 personas que se repartían entre las dos cabinas fueron evacuadas de forma individual a través de un sillín sujeto a unas cuerdas o cables a su vez colgadas de la base de los receptáculos.

Los que se encontraban a unos 400 metros de la base inferior del teleférico llegaron a la misma por su propio pie; los de la cabina superior fueron a la base de arriba del teleférico. En cuanto a las 200 personas que se encontraban en la cumbre, quedaron los 45 que, por su movilidad reducida, no pudieron descender a pie por la vía de Montaña Blanca. Hoy puede nevar por encima de 2.200 metros según la Aemet, pero se espera a última hora.

Más noticias
Así fue el rescate al joven que se precipitó en una zona rocosa en Gran Canaria
Las primeras evacuaciones desde el refugio y la estación base del teleférico del Teide, en Tenerife, han comenzado a primera hora de este jueves. / ANDRÉS GUTIÉRREZ Las primeras evacuaciones desde el refugio y la estación base del teleférico del Teide, en Tenerife, han comenzado a primera hora de este jueves. / ANDRÉS GUTIÉRREZ Las primeras evacuaciones desde el refugio y la estación base del teleférico del Teide, en Tenerife, han comenzado a primera hora de este jueves. / ANDRÉS GUTIÉRREZ SERGIO MÉNDEZ SERGIO MÉNDEZ SERGIO MÉNDEZ SERGIO MÉNDEZ SERGIO MÉNDEZ SERGIO MÉNDEZ SERGIO MÉNDEZ Momentos del rescate de los atrapados en las cabinas. | S. M. Momentos del rescate de los atrapados en las cabinas. | S. M. Momentos del rescate de los atrapados en las cabinas. | S. M. Momentos del rescate de los atrapados en las cabinas. | S. M. Momentos del rescate de los atrapados en las cabinas. | S. M. Momentos del rescate de los atrapados en las cabinas. | S. M.
<
>
Las primeras evacuaciones desde el refugio y la estación base del teleférico del Teide, en Tenerife, han comenzado a primera hora de este jueves. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

Ningún herido tras un gran despliegue

Ningún herido. Es el balance positivo de lo acaecido ayer en el Parque Nacional del Teide, donde lo que se presume que fue un fallo mecánico dejó atrapadas a unas 275 personas en la cumbre; de ellas, 75 en el interior de las dos cabinas de dicha instalación turística. Aunque más de 100 personas pernoctaron anoche en la cumbre, se esperaba que a primera hora de la mañana de hoy pudiera evacuarse a la gran mayoría, si bien la existencia de varias decenas con movilidad reducida dificultará la posibilidad de hacerlo por tierra, mientras que el viento lo dificultará por el aire. No hay que olvidar que, para el final del día, la Agencia Estatal de Meteorología no descarta nevadas a partir de 2.200 metros de altitud. En cuanto a las condiciones en que habrán pasado la noche quienes continuaban atrapados, hay que apuntar que a la medianoche se esperaba una temperatura de cero grados a más de 3.000 metros de altitud, y que iría en descenso a medida que avanzara la madrugada.

En una rueda de prensa celebrada en el Parque Nacional a las 21.15 horas de ayer, los responsables políticos comparecieron en la base del teleférico. Allí estaban la directora de Seguridad y Emergencias, Nazaret Díaz; el subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz Guerra; el director insular de Fomento, Miguel Becerra; el concejal de Seguridad de La Orotava, Narciso Pérez, y el presidente del Consorcio de Bomberos, Javier Rodríguez. A pesar del baile de cifras durante toda la tarde (se informó desde las tres y media de la tarde, dos horas después del accidente), Díaz confirmó que en la base inferior del teleférico se atendió a más de 140 personas, mientras que en la superior quedaron 55 personas, de las cuales tres son menores, y en el refugio de Altavista 40 personas, pero ningún menor, y en la base torre 2, donde hay una caseta acondicionada, quedaron 20 personas de las cuales cinco son menores. A los tres puntos se llevó comida y mantas y los afectados estuvieron acompañados por efectivos de seguridad y emergencias y bomberos. De hecho, hacia Altavista subió un médico y personal sanitario. Anoche iniciaron una caminata de seis horas efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para llevar más víveres y ropa a los aislados. Hasta las 21.00 horas seguía bajando gente acompañada de personal de rescate, con su debida iluminación. Una pequeña flota de guaguas llevaron a sus hoteles a los que habían logrado llegar abajo.

Más noticias
Así fue el rescate al joven que se precipitó en una zona rocosa en Gran Canaria

Los bomberos del Consorcio fueron los encargados de bajar a las 35 personas de cada una de las cabinas gracias al protocolo previsto, que consiste en descolgar en una silla con cuerdas o cables sujetas a la cabina, a través de la trampilla existente en el suelo de estos receptáculos.

El amplio dispositivo de emergencias desplegado ante el imprevisto, que supera con creces a lo acaecido en Punta de Teno a mediados del año pasado, también incluyó a la Guardia Civil, tanto a su Destacamento de Tráfico como a su Grupo de Rescate e Intervención en Montaña y uno de sus helicópteros con base en Los Rodeos, además de la ya citada UME. También prestaron servicio efectivos de la Policía Local de La Orotava, de la Cruz Roja, de Protección Civil y Bomberos Voluntarios de Guía de Isora, que respaldaron a sus compañeros del Consorcio Insular, ya citados igualmente.

En cuanto a los motivos de la avería, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, no descartó ninguna posibilidad, incluso especuló con que las medidas de seguridad se habrían activado desde dentro de las cabinas.

 

Equipo de psicólogos

Intervinieron personal del Servicio de Urgencias Canario y un equipo de psicólogos formados por 11 personas que hablaban varios idiomas, entre ellos inglés, italiano, alemán, polaco y rumano, coordinados por Virginia Sánchez. Esta última informó de que no se registraron casos graves, solo hubo algunos afectados por hipotermia debido al intenso frío que hacía, que fue aminorando a medida que comían y se cubrían con mantas. Tampoco perdieron la calma en ningún momento, salvo los nervios típicos de la situación.

“Sentimos un golpe fuerte; algunos se pusieron nerviosos, pero se logró mantener la calma”

“Un golpe fuerte, como un estallido”. Así describen los evacuados cómo se percibió desde dentro de las dos cabinas la avería sufrida ayer en el el teleférico del Teide, que dejó a unas 75 personas suspendidas entre los 2.356 metros de la estación base y los 3.555 metros de la estación superior de la referida. Aunque hubo momentos de nervios, lógicos dado que uno de estos espacios reducidos transportaban en ese momento a unas 40 personas, lo cierto es que se mantuvo la calma y el rescate transcurrió con normalidad, a pesar de lo complejo del operativo desplegado por bomberos del Consorcio Insular y del Grupos de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) de la Guardia Civil. Una decena de psicólogos, movilizados ex profeso, confirmaron que, a pesar de todo, la tranquilidad fue la tónica general… y un susto difícil de olvidar, claro está.

TE PUEDE INTERESAR