música

Maikel Delacalle: “No me han dado nada en bandeja”

Por Laura Coello

Ya desde el pasillo escuchamos a alguien tarareando, casi cantando. Es Maikel. Nos recibe con una sonrisa. Está claro que quiere diferenciarse y así lo hace. Su look y una historia tatuada en la piel, que sin duda significa más de lo que muestra, nos enseñan a un joven muy cercano y sencillo con ganas de seguir demostrando lo que vale. Maikel Delacalle (22 años) tenía un sueño y se ha hecho realidad. Con el gran apoyo de sus miles de seguidores, millones de reproducciones en sus vídeos en YouTube, cinco (de momento) sencillos en Spotify y conciertos por todo el territorio español, este tinerfeño de orígenes humildes habla con nosotros hoy, desde lo más alto.

-¿Qué tal está?
“Pues bastante contento por la repercusión que estoy teniendo ahora. Estoy actuando con artistas que había escuchado desde niño y viviendo un sueño. Cada vez se van abriendo más puertas y me doy cuenta de que si en verdad tienes ganas de hacerlo, y estás con la gente adecuada, puedes conseguirlo”.

-¿Cómo es el sonido de Maikel?
“Creo que el sonido de Maikel es fresco, es nuevo. Nuevo pero trayendo cosas del r&b de los 80 y 90, porque eso siempre me ha encantado, y, a la vez, con algo tropical, porque, quieras que no, soy canario. Me considero tropical y fresco”.

-¿Cuándo se dio cuenta de que la música era lo que quería?

“Con 13 años, e incluso con 12 me empezó a gustar. Pero ya cuando me di cuenta de verdad, cuando quise empezar a grabar cosas y expresar lo que sentía, fue con 14 o 15 años. Y siempre estuve intentándolo. Me presentaba a concursos de talentos y, a medida que iba haciéndolo, veía que la gente tenía buena respuesta conmigo. Me costaba creérmelo, aceptar finalmente que podía llegar a algo, pero ahora ya, más o menos, ahí estoy encarrilado [risas]”.

-Háblenos de su sello discográfico, A&D Music International.
“Es un equipo que hemos creado. Y todo hecho por nosotros. Es una familia, y voy con ellos a muerte, con Deejay Dario, que es como mi hermano”.

-Porque bajo este sello ya tiene cinco temas propios y con vistas a seguir. ¿Cómo vive toda esta experiencia?

“No te puedes ni imaginar. El pasar de estar cantando en la plaza con mis amigos a poder cantar en conciertos llenos de miles de personas que se sepan tus canciones y cantar con artistas que he escuchado desde niño… es increíble. Y también ha sido asombrosa la repercusión en las redes sociales, que encima es algo que cada día crece más”.

-Antes de hacer su propia música, versionaba canciones…
“Sí, empecé subiendo vídeos cantando canciones de otros, pero dándoles otro toque. Y gracias a esto di el boom en las redes sociales, sobre todo con la versión de Love yourself. Ha sido y es impresionante cómo la gente ha respondido”.

-Y en esa línea, ¿qué es para usted su público, del que buena parte surge, ese medio, las redes sociales?

Más noticias
El tinerfeño que arrasó en las redes compartirá escenario con Daddy Yankee

“Para mí lo importante de mi público no es solo que me ayude compartiendo las cosas que hago, sino que yo quiero que piensen: ‘Oye, pues mira, es un chaval que viene desde abajo de verdad’. Con desde abajo me refiero a que vengo de familia humilde, no me han dado nada en bandeja y yo me busqué lo mío. Pero sigo siendo yo, y yo creo que la gente es lo que ve en mí, y es lo que más me gusta que piensen”.

-¿Cree que es complicado en esta industria ser fiel a uno mismo?

“Creo que no. Pero esto es como todo. Si te dan mucho de algo, hay gente a la que le sienta bien y gente a la que le sienta mal. Gente a la que se le suben las cosas a la cabeza. En mi caso, tal y como veo que van las cosas, con las ganas que tengo de ir a más, creo que tengo los pies en el suelo. Cuando estoy en un escenario soy el mismo que está después tomándose algo con unos amigos”.

-¿Y cómo lleva eso de ser famoso ahora?

“Pues, sinceramente, no esperaba para nada esto. Yo esperaba, como mucho, seguir aquí, en la Isla, y poder hacer algunas cosas que me permitiesen vivir de la música. Ese era ya mi sueño. Porque realmente no se hacer otra cosa, es esto lo que se me da. Pero mira, poco a poco uno parece que pide la mitad, y te dan el doble” [risas].

-E imaginamos que ese sueño no termina…

“Para nada. Queda mucho por delante. Ahora estoy muy seguro de mí mismo, sobre todo con mi compañía, A&D Music y no voy a parar nunca”.

-Viajes, grabaciones, entrevistas, sesiones de fotos… ¿Es la parte dura del sueño?

“Pues una cosa buena que creo que tengo, y que pienso que otros no tienen, es que se estresan porque están rodeados de gente que no conocen, pero yo siempre estoy con gente que son mis amigos. Gente que me quiere y quiere mi bien de verdad. Y es que al final es como estar de viaje con amigos y, encima, trabajar haciendo lo que te gusta. Disfruto bastante de lo que hago”.

-Hace poco escuchábamos su intención de grabar un EP. ¿Sigue teniéndolo en mente?

“Sí, claro. Sigue en pie. Y quiero sacarlo de forma diferente. Porque me gusta ser una persona que sorprende. Así que espero que lo que voy a hacer le guste a la gente”.

-¿Algún avance?
[Risas] “Pues prefiero no decir nada porque soy de sorpresas. Que la gente diga ‘no me esperaba esto”.

-Este último año y medio ha estado lleno de conciertos por toda España y de numerosas colaboraciones importantes. Ha cantado con artistas como Nicky Jam, J. Balvin, Plan B y, ahora en julio, con Daddy Yankee. ¿Cómo se vive esa oportunidad?

Más noticias
El tinerfeño que arrasó en las redes compartirá escenario con Daddy Yankee

“Uf, pues imagínate. La verdad es que todos a los que he podido conocer han sido muy cercanos y muy humildes. Tal y como quiero ser yo”.

-¿Se queda con algún consejo que le hayan dado?

“Siempre me han dicho que tenga cabeza y también que tenga cuidado. Que no me crea mucho las cosas. Que no se me suba a la cabeza y tenga los pies en el suelo. Y creo que ese es el mejor consejo”.

-¿En qué se inspira para componer?

“Desde que soy niño compongo, y creo que componer son vivencias. Una persona que no sienta cosas, no puede componer, a no ser que tire de su imaginación. En mi caso, la mayoría tiene que ver o conmigo o con alguien que es muy cercano a mí. Yo, por ejemplo, toda mi vida he tenido muchos problemas, he estado en la calle… y ahí, día a día iba aprendiendo algo. Creo que si escribiera canciones de cómo ha sido mi vida, llegaría aún más al alma, pero bueno, ahora voy poco a poco… Uno no termina nunca de decir cómo es su vida del todo”.

-¿Qué siente cuando sube al escenario?

“Sigo teniendo los mismos nervios que tenía el primer día, como si fuera miedo escénico. Pero ya cuando cantas la segunda canción y ves cómo responde la gente… es increíble. No se explicarte bien lo que siento. Yo creo que es de las sensaciones más increíbles que he vivido.”

-¿Cuáles son sus artistas favoritos? ¿En qué le influencian?

“A mí siempre me ha gustado el r&b. Yo le digo el rollo negrata. Me gusta mucho Tupac. Fue el primero con el que empecé a decir esto me encanta. Y realmente fue porque vi que era una persona real, no un papel. Estaba siendo él”.

-Sin duda 2016 ha sido un gran año para usted. ¿Qué espera en este 2017?

“Pues del 2017 espero más. Y del año siguiente, más todavía. En el 2016 estaba muy motivado porque encima nací el 16 de septiembre, y para mí el 16, que lo tengo aquí tatuado (señala su brazo derecho), es como mi número de la suerte. Un año en el que nada más empezar, ya estaba encaminando mi vida. Y ahora este año creo que va a ser mucho mejor todavía”.

-De cara al futuro, ¿sigue queriendo conseguir algo con la música?

“Sí. Lo que quiero conseguir con mi música como un loco, y no es broma, es comprarle una casa a mi abuela. Es eso. Y desde que yo ya vea que ella está tranquila, ahí empezaré a mirar por mí”.

-¿Su familia es un pilar importante?

“Claro que sí. Mi familia siempre me ha apoyado, toda la vida. No solo a nivel musical. De siempre me han apoyado. Y lo que nos queda…” [Risas].

TE PUEDE INTERESAR