225 años de ULL

Martinón: “Para un cambio real es necesario el espíritu universitario”

Durante el acto oficial de celebración del aniversario de la ULL, se entregó la Medalla de Oro de la Universidad al municipio de La Laguna. SERGIO MÉNDEZ

“Canarias debe decidir democráticamente si quiere una sociedad más avanzada; para ello son necesarios más recursos en investigación y formación”, afirmó ayer el rector de la Universidad de la Laguna (ULL), Antonio Martinón, durante el acto de celebración del 225 aniversario del centro educativo. “Queremos un cambio, un cambio real, de estructura; para abordar esto es preciso el espíritu universitario”, indicó, al tiempo que destacó que “la Universidad desempeña un papel decisivo, más necesario que nunca, en la sociedad”.

“Afrontamos un reto que debe ser defendido con valores intelectuales”, aseveró Martinón, al mismo tiempo que insistió en que “la prioridad absoluta de la ULL” será la de estar “al servicio de la sociedad”. El rector apuntó que el centro “renueva su compromiso apostando por el conocimiento para conquistar el futuro”. De igual modo, añadió que la “las universidades públicas son elementos muy valiosos para avanzar y progresar”.

El rector hizo un repaso por la historia de la ULL y argumentó que la institución ha sido “lo que la sociedad ha querido que seamos en cada momento”, al igual que recalcó que la Universidad “forma parte de la historia de Canarias” y que esta ha contribuido a la “configuración de Canarias como unidad política”. Del mismo modo, valoró la aportación de la ciudad de La Laguna al centro académico, y viceversa, y abogó por seguir colaborando a través de diverso proyectos.

Ya han pasado 225 años desde que el rey Carlos IV creara, a través de un real decreto, la Universidad de La Laguna. El centro educativo celebra su aniversario con más de medio centenar de actividades, que se llevarán a cabo a lo largo de este año. El programa arrancó ayer con el acto oficial, celebrado en el Paraninfo de la ULL, en el que, además del rector, estuvieron presentes el ex director general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, que fue el ponente principal del acto; el presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo, y el alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, entre otras autoridades institucionales y académicas.

Mayor Zaragoza recalcó que “gracias a la tecnología, los seres humanos empiezan a decir lo que quieren y están informados”. Del mismo modo, abogó por la cultura de la paz: “Si quieres la paz, prepara la palabra”, afirmó, y defendió que hay numerosos conflictos que se pueden resolver con el diálogo. Se mostró preocupado por el hecho de que cada día se gastan 4.000 millones de dólares en armas, cuando “más de 20.000 personas, la mayoría niños, se mueren de hambre en el mundo”. Por ello, manifestó que “los pueblos deben reaccionar y hacer frente común para cambiar” esta situación. “Las universidades tienen un papel relevante, tienen el conocimiento y saben que el porvenir todavía está por llegar y que hay esperanza. Si algo tienen que hacer las universidades, las comunidades científicas, es ponerse al frente de este clamor popular de los pueblos, deben liderarlo, porque saben que el ser humano es capaz de crear”.

Más noticias
Martinón: “El Plan de Ordenación Docente permitirá mejorar la enseñanza”

El alcalde de La Laguna agradeció la entrega de la Medalla de Oro de la ULL al municipio y destacó que la ciudad no sería la misma sin la universidad. Asimismo, insistió en que la institución académica es una “instancia básica de la canariedad”, y aludió a algunos de los proyectos conjuntos, como el futuro Campus América o el Parque Tecnológico.

El presidente del Gobierno de Canarias puso de manifiesto que la ULL “es una de las instituciones más arraigadas y con más crédito social de las Islas”, que “ha contribuido al desarrollo de toda Canarias”. Afirmó que las dos universidades públicas de las Islas han traspasado sus fronteras a través del conocimiento y la educación. “Desde el Gobierno de Canarias haremos lo posible para que no se pare la docencia y la investigación, y más en un territorio como este, fragmentado”. De igual modo, Fernando Clavijo recordó la apuesta a través del desarrollo de un nuevo modelo de financiación. “Es necesario seguir avanzando juntos para el crecimiento del Archipiélago”, apuntó.

Federico Mayor Zaragoza. | S. M.

“Trump no puede poner en riesgo, desde América, la habitabilidad de la Tierra”

Ya hace 25 años que Federico Mayor Zaragoza ofreció una conferencia con motivo del 200 aniversario de la Universidad de La Laguna (ULL). Ahora vuelve al mismo escenario para analizar el papel futuro de los centros académicos. Ex director general de la Unesco, este catedrático de Química licenciado en la Universidad Complutense de Madrid preside desde el año 2000 la Fundación Cultura de Paz y su nombre sonó para el Nobel de esta disciplina.

-¿Cual cree que es el papel de las universidades canarias en el contexto africano?

“Conozco muy bien África. Es el origen de la sabiduría. He aprendido mucho de las mujeres africanas. La universidad española tiene mucho que ofrecer a África y tiene que escucharla. Occidente ha sido depositario de unos valores muy importantes, pero en estos últimos años nos hemos ido progresivamente sometiendo a parámetros estrictamente financieros y monetarios y no hemos hecho una Unión Europea basada en los aspectos éticos, sociales y culturales. Hoy es muy importante que en la universidad, y en esta de La Laguna, que representa la cercanía con África, se tenga muy presente que tenemos que, con los africanos, exigir un multilateralismo que esté a la altura, que tenga la capacidad moral de convencer y que sustituya a estos grupos plutocráticos que Reagan y Thatcher iniciaron, sustituyendo a 193 países por unos pocos. Desde Europa, desde España y desde las Islas Canarias, de la mano de las sociedades africanas, hay que restablecer el principio de autoridad basado en los derechos humanos y no en una moneda”.

Más noticias
La UVA aborda, en su XXV edición, los grandes debates de la sociedad

-En ese modelo que plantea, ¿qué función cree que va a desempeñar el presidente de Estados Unidos, Donald Trump?

“Aspiro a que desempeñe pocos papeles porque tengo una obligación como ex director general de la Unesco y abuelo y bisabuelo: me tengo que preocupar por las generaciones venideras. Hace unos años aquí redactamos la declaración de las responsabilidades de las generaciones presentes con las venideras. Al señor Trump tenemos que decirle que en América haga lo que quiera, pero desde América no puede poner en riesgo la habitabilidad de la tierra. Si tuviéramos unas instituciones fuertes, habría que decirle que hay que cumplir con el medio ambiente y que si no las cumple, el mundo dejará de comprar los productos norteamericanos. Esto no puede ir relacionado con la hegemonía militar. Fue muy triste que los lideres europeos, en la primera reunión, decidieran aumentar el gasto militar. Ya nos gastamos miles de millones. Hoy van a morir 20.000 personas de hambre en el mundo y nosotros tan campantes. La fuerza tiene que estar supeditada al poder civil, esto es propio de la democracia. Decimos que la democracia es solo ir a votar, y no, es respetar los principios democráticos. Ahora hay muchas cosas que cambiar, y lo debe hacer la gente. Ya nos podemos expresar, levantar la voz, y si no lo hacemos, es un delito de silencio”.

-¿Qué propone para que se produzca un cambio?
“Estamos hartos de diagnósticos, necesitamos tratamientos a tiempo. Esto exige cambios en las grandes corrientes de financiación. No puede ser que sigamos con paraísos fiscales. En una palabra: hay que cambiar el sistema, y esto solo lo puede cambiar el clamor popular, liderado por la comunidad científica”.

TE PUEDE INTERESAR