arona

No hay casas para tanta gente

Edificios de apartamentos en San Isidro, en Granadilla, que han comenzado a colmatarse ante la demanda de personas que trabajan en las zonas turísticas. Fran Pallero

Nadie discute que el Sur se ha convertido en el motor económico de la isla de Tenerife. Nadie discute las bondades del turismo, pero precisamente el incremento masivo de visitantes a los principales núcleos turísticos, desde Los Cristianos hasta Los Gigantes, ha traído consigo un déficit preocupante de vivienda, tanto en propiedad como en alquiler, para aquellos que desean acudir allí donde hay trabajo.

A la escasez de vivienda nueva en la zona, sobre todo en Arona, con el PGO anulado, denunciada por la patronal de constructores (Fepeco), hay que unir la nueva fiebre del alquiler vacacional, cifrado en algunos casos por encima del 20% cuando hablamos de arrendamiento urbano. Y es que aquellos que disponen de una vivienda o de un apartamento en Los Cristianos, por ejemplo, prefieren ponerlo en alquiler semanal destinado al turismo que en arrendamiento mensual o anual, porque ganan en torno a los 2.000 euros mensuales, cuando la cifra media por un apartamento se sitúa en 600 euros al mes, a pesar de que la Ley prohíbe que aquellas viviendas en zonas turísticas no pueden dedicarse al alquiler vacacional, pero la Administración hace la vista gorda.
Sin apenas oferta de protección oficial, con muchas viviendas abandonadas por las constructoras por la crisis y hoy llenas de okupas (Granadilla es el paradigma de esta situación) y ayuntamientos sin planeamientos, el Sur ha comenzado a lanzar un SOS ante la ausencia de casas para tanta gente.

Como reconoce Isidro Martín, secretario de la junta directiva de Fepeco y presidente de la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios en Canarias (APEI), “el overbooking que se está viviendo en las zonas turísticas del Sur ha comenzado a colmatar los alquileres en Santa Cruz e, incluso, el Puerto de la Cruz, porque hay italianos y rusos que han regresado, que compran bloques completos de viviendas”, y alerta de que es necesario construir vivienda nueva, pero también “hay que cumplir la ley del alquiler vacacional”, porque ya no solo “se alquila de la autopista hacia abajo, sino también en las medianías y en lugares como San Isidro”, sobre todo por aquellos que tienen que trabajar en las grandes instalaciones hoteleras de Adeje, Guía de Isora o Arona.

Más noticias
Andrea, más de 550 días presa política del Gobierno de Maduro

Aurelio Abreu, vicepresidente del Cabildo y consejero de Vivienda, entiende que para combatir esta escasez de vivienda para los trabajadores “la terminación del anillo insular será decisiva”, porque permitirá una mejor movilidad, y apuesta además por “recuperar los inmuebles vacíos que están en manos de entidades bancarias”, muchos de ellos, como ocurre en Granadilla, hoy llenos de okupas, que, incluso, son capaces de poner en alquiler esas viviendas que no tienen en propiedad. No se trata de demonizar al alquiler vacacional, pero Isidro Martín considera que “es un arma de doble filo, porque a veces estamos alquilando auténticos chozos y tenemos que regular el mercado”, insistiendo en que “se están viendo los brotes verdes, porque hay fondos de inversión que están comprando bloques completos de apartamentos en Arona, Adeje o Santa Cruz, pero hay que ser prudentes”.

El empuje de Guía

El concejal de Desarrollo Urbanístico de Guía de Isora, José Miguel Mesa, señala que “la culminación del anillo insular, del ramal de Fonsalía y de las conexiones con Guía casco, Chío, Piedra Hincada y Tejina de Isora con la autopista, está suponiendo que muchas personas que trabajan en las zonas turísticas de Arona o Adeje estén buscando casas para alquilar a unos precios razonables en distintos núcleos isoranos, en zonas que les ofrecen muy buenos servicios e instalaciones públicas, a la vez que tranquilidad para descansar y vivir. Todo ello a apenas 10 o 15 minutos en coche de sus puestos de trabajo”. Mesa asegura que también mucho personal en prácticas de los dos hoteles de lujo del municipio (el Abama y el Palacio de Isora), llegado desde la Península o de distintos países europeos, están influyendo en que cada vez sea más difícil conseguir un alquiler.
El edil de Urbanismo reconoce que, desde hace aproximadamente un año, en la Oficina Técnica Municipal se está notando un aumento de peticiones de licencias por parte de entidades bancarias para terminar promociones de viviendas en distintos puntos del municipio (Chío, Guía casco, Alcalá), con las que se quedaron al quebrar sus promotoras con motivo de la crisis económica.
Francisco Marichal Santos, edil de Vivienda en Arona, reconoce que “alquilar de la autopista hacia abajo es prácticamente imposible, porque se dobla y se triplica el precio, e incluso hay problemas para encontrar piso en Cabo Blanco o La Camella. En Arona se genera tanta riqueza que la gente quiere venir a vivir al municipio”, remarca. Carmen Rosa González, edil del área en Adeje, también manifiesta que “la demanda de vivienda es terrible”, y recuerda que “el municipio ha puesto suelo a disposición del Gobierno de Canarias y se ha puesto en contacto con los bancos para construir viviendas”.

Más noticias
El mago Jorge Blass realizará en Tenerife el truco que vendió a Copperfield

En Candelaria, el Ayuntamiento construyó hace cinco años 70 viviendas de protección oficial (La Cordonera, Playa la Viuda y Amance) con el fin de atender más de 300 solicitudes, una cifra insuficiente frente a una demanda que no recibe repuesta en la iniciativa privada, pues las viviendas en alquiler que dispone hoy, por ejemplo, Promotora Punta Larga se cuentan con los dedos de una mano.

El Decreto 113/2015 prohíbe el alquiler vacacional en zona turística

Desde el 29 de mayo de 2015, la regulación legal de las viviendas vacacionales en Canarias permite alquilar estas viviendas a turistas. Sin embargo, las prohibiciones y exclusiones son tantas que lo que se ha producido es, en realidad, una prohibición de este tipo de alquileres.

Esta regulación prohíbe el alquiler de habitaciones individuales. Asimismo, los propietarios tendrán que encargarse de entregar la documentación de sus inquilinos a la policía. A la hora de tramitar la inscripción se debe acudir al Ayuntamiento, algo que rara vez se hace.

Isidro Martín, presidente de la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios en Canarias (APEI), recuerda que el punto 2 del artículo 3 recoge que en suelo turístico o mixto no se permite esta práctica y que “las sanciones pueden ser gordísimas”, por lo que recomienda asesorarse antes de alquilar.

TE PUEDE INTERESAR