economía

Rivero: “Las declaraciones de Brufau son una falta de respeto a Canarias”

Imagen de archivo de Paulino Rivero. | DA

“Las declaraciones de Brufau son un insulto a nuestro pueblo, una falta de respeto inadmisible”, afirmó ayer a DIARIO DE AVISOS el expresidente del Gobierno de Canarias Paulino Rivero, después de que, 24 horas antes, el presidente de la compañía Repsol dijera, en alusión a la contestación social que provocaron las prospecciones en las Islas, que “lo que pasó en Canarias” le pareció “tercermundista” y que aquel proceso fue un “dolor de muelas serio”.

Rivero, cuyo Gobierno lideró, junto con los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura, la oposición institucional a los sondeos realizados entre noviembre de 2014 y enero de 2015 en aguas próximas a estas dos islas, acusó al máximo dirigente de Repsol de comportarse con “prepotencia” y “desconsideración” hacia el pueblo canario.

“El tercermundismo es el que sigan multinacionales como la del señor Brufau, esquilmando los recursos naturales de la Tierra; las sociedades más avanzadas caminan en otra dirección, con modelos donde las energías fósiles tienen cada vez menos peso”, apuntó.

El presidente del Gobierno de Canarias entre 2007 y 2015 manifestó que, “como canario, me siento orgulloso de que la reacción de todo un pueblo, de las ocho islas del Archipiélago, se haya convertido en un dolor de muelas para una multinacional como la de Brufau, porque -reiteró- ha insultado al pueblo canario de un modo inadmisible”. Hoy, más de dos años después, Paulino Rivero recuerda que “aquella lucha empezó con muchos balbuceos, porque los poderes fácticos estaban a favor del petróleo”. De ahí que le haya “llenado de orgullo el sentimiento de pertenencia al pueblo que, por primera vez en la historia de este Archipiélago, se unía en la defensa del territorio ante un problema que estaba circunscrito a dos islas”.

Más noticias
Los ecologistas replican a Repsol que les agrada ser "su dolor de muelas"

“parece que se está olvidando”

A su juicio, aquel mensaje que se expresó en la calle en forma de manifestaciones por todas las islas -en el caso de Fuerteventura y Lanzarote fueron las de mayor participación que se recuerdan- “parece que se está olvidando, en función de algunas decisiones que se están tomando actualmente”, lo cual le hace pensar al exjefe del Ejecutivo autonómico “si algunos estaban en aquellas protestas por convicción o por oportunismo”. “Aquella lección que nos dieron las ocho islas debe ser recordada”.
Paulino Rivero se reafirmó en que el futuro de Canarias pasa por la protección de su territorio, que definió como “frágil y con una gran biodiversidad”.

TE PUEDE INTERESAR