arico

“Hay que aumentar la distancia entre parques eólicos y zonas habitadas”

Aerogeneradores en Arico, por encima de la autopista. DA

La alcaldesa de Arico, Elena Fumero (CC), en su afán por impedir que la costa de su municipio se convierta en un semillero de molinos de viento, afirma que tratará de lograr “el consenso de todos los partidos para cambiar la ley, al menos para aumentar la distancia entre los parques eólicos” y las zonas habitadas, y admite que el que se está construyendo cerca de Abades está dentro de la distancia (más de dos kilómetros) que permite la ley entre un aerogenerador y un núcleo habitado, como en este caso es la urbanización Jardín del Atlántico.
Hay que recordar que el nuevo reglamento sobre parques eólicos en Canarias recoge que la distancia entre un aerogenerador y la población no será inferior a 250 metros para aerogeneradores de potencia inferior a 900 kw y a 400 metros para los de potencia superior, aunque el titular del parque podrá reducir las distancias mínimas siempre y cuando se cumplan las condiciones de seguridad exigibles.

Elena Fumero recuerda que el inicio del expediente de este proyecto data de mayo de 2011, “cuando la socialista Olivia Delgado era alcaldesa”, precisa, aunque en realidad el permiso lo dio el Consejo de Inversiones Estratégicas del Gobierno de Canarias y la viceconsejera nacionalista de Medio Ambiente, Blanca Pérez.

Los tres aerogeneradores de 6,3 megavatios, promovidos por Alas Capital y Gas Natural, se encuentran en un terreno arrendado a Hugo González, uno de los miembros de la plataforma que impulsa la energía eólica en la costa ariquera, que desde Grecia insiste en que “el parque eólico es compatible con hoteles”.

Javier Álvarez, presidente del colectivo vecinal de Abades, es claro a la hora de denunciar la instalación de aerogeneradores por debajo de la TF-1, porque “los técnicos nos advirtieron de que producen contaminación acústica”, y añade que “nos dijeron que por debajo de la autopista no habría molinos, pero pronto los tendremos ahí al lado, cuando la propia alcaldesa anunció 100 viviendas y seis villas dentro del proyecto de la urbanización Nivaria en La Caleta de María Luisa”. Por ello, invita a Elena Fumero “a montar una manifestación, nosotros la secundamos”.

TE PUEDE INTERESAR