SOCIEDAD

El Centro de Investigaciones Biomédicas, operativo en 2018

El nuevo edificio, que fue visitado ayer por las autoridades insulares y académicas, se encuentra en las inmediaciones del Hospital Universitario de Canarias y cerca de Hospital de La Candelaria. Sergio Méndez

El Cabildo y la Universidad de La Laguna prevén concluir las obras del Instituto de Tecnologías Biomédicas y el Centro de Investigaciones Biomédicas de Canarias (Cibican) a mediados del próximo año. Así lo anunciaron ayer el presidente de la Corporación insular, Carlos Alonso, y el rector de la ULL, Antonio Martinón, durante una visita realizada al edificio. Alonso y Martinón estuvieron acompañados por el consejero del área Tenerife 2030, Antonio García Marichal, y el director del Cibican, Rafael Alonso, así como el personal de la UTE Ferrovial-Agroman y Syconca que ejecuta los trabajos. La construcción del Cibican supone una inversión de 5,7 millones de euros y convertirá al edificio en un centro de investigación e innovación biomédica y biotecnológica con vocación de excelencia que integrará la actividad y recursos de las diferentes estructuras e institutos universitarios que lo constituyen. Asimismo, podrán incorporarse otras entidades que desarrollen la actividad investigadora en el ámbito biomédico de Canarias.

Alonso destacó que “las obras marchan a buen ritmo. Es un proceso de gran relevancia para la transferencia del conocimiento en Canarias. Se trata de una apuesta para mejorar un ámbito como la biomedicina, donde Tenerife tiene un gran potencial. Ese es uno de los ejes del parque científico y tecnológico, que va a permitir generar valor y empleo cualificado, uniendo la capacidad de investigación de los hospitales universitarios de la Isla junto con los propios centros de investigación de la ULL para lograr la transferencia del conocimiento.
Antonio Martinón señaló que “las previsiones son tener finalizadas las obras de la primera fase a mediados del próximo año. La financiación corre a cargo del Instituto de Salud Carlos III, que ha adelantado el dinero y ahora el Cabildo es el que se ha encargado de devolverlo. Una vez más, le damos las gracias al Cabildo porque nos permite tener este tipo de infraestructuras que nos sitúan a la vanguardia en cuanto a la investigación en materia de biomedicina. Ahora estamos buscando financiación para la segunda fase, que nos permitiría tener hasta 11 plantas en esta infraestructura”.

El actual edificio se organiza en dos plantas: una a nivel de calle donde se ubican los servicios generales solicitados en el programa de necesidades y otra a nivel de sótano donde se ubica el animalario e instalaciones anexas. Entre ambas plantas se sitúa el techo técnico, no habitable, que da servicio al Animalario, de manera que todas las instalaciones que sirven a las salas de animales discurren por el techo técnico y son registrables desde el mismo.

TE PUEDE INTERESAR