sucesos

Evacúan a numerosas personas del edificio El Cabo por un gas irritante

Bomberos en el exterior del edificio. | TWITTER

J. M. / M. P. Santa Cruz de Tenerife

El centro administrativo de Santa Cruz de Tenerife vivió ayer un susto que, finalmente se pudo resolver de forma satisfactoria en poco tiempo. Numerosas personas, entre trabajadores y usuarios de diferentes servicios, tuvieron que ser desalojadas en la mañana de ayer del edificio El Cabo, tras detectarse varios casos de afectados por un gas irritante. Durante cerca de una hora, el inmueble fue evacuado mientras los cuerpos de seguridad procedían a las pertinentes labores para garantizar que los trabajadores pudiesen volver a las oficinas sin problemas. Se da la circunstancia de que este inmueble, de cinco plantas, alberga numerosas oficinas, como las sedes de los colegios oficiales de Procuradores y Abogados, el Consejo Insular de Aguas, la Consejería de Asuntos Sociales o el Consorcio de Tributos de la Isla, entre otras tantas. Precisamente fue en la sede del Consorcio de Tributos, en el tercer piso, donde se originó el incidente. Según algunas fuentes, el motivo pudo deberse a la colocación o el vertido por parte de un usuario de un gas irritante no tóxico.
Tras la llamada al Cecoes 1-1-2 por parte de uno de los afectados, se procedió a activar el protocolo de emergencia alrededor de las 13.00 horas. Una hora más tarde, los cuerpos de seguridad, tras realizar los estudios y las mediciones oportunas para garantizar la seguridad del inmueble, permitieron el regreso al edificio. Aun así, aunque algunos de los trabajadores volvieron a su puesto de trabajo, otros prefirieron, previa autorización, dirigirse a sus hogares.
Según indicó el Cecoes, el Servicio de Urgencias Canario (SUC) trasladó una ambulancia de soporte vital básico y otra medicalizada, que atendieron a un total de 13 personas con síntomas como irritación de ojos o garganta, cefalea o tos, pero, finalmente, ninguna requirió traslado a un centro sanitario.
Tras la inspección de la Policía Nacional, no se pudo hallar en el lugar ningún artefacto que determinase con exactitud el origen del gas irritante. No obstante, fuentes de este cuerpo de seguridad señalaron a este medio que se sospecha que se pudo vertir un espray, como puede ser el de pimienta o algo similar, en las estancias de atención al público.
Hasta el lugar del incidente también se desplazaron efectivos de la Policía Local, que se encargaron de cortar el tráfico.

Síntomas

El vicepresidente del Cabildo y presidente del Consorcio de Tributos, Aurelio Abreu, se personó en El Cabo para conocer, de primera mano, lo sucedido. Así, explicó que el incidente se detectó por parte de algunos de los trabajadores y los usuarios que presentaron síntomas de irritación, que causaba malestar en la garganta, dolor de cabeza, problemas respiratorios y picor en los ojos. “Tras la alerta, se siguió el protocolo de actuación y el Cuerpo Nacional de Policía decidió evacuar todo el edificio y mantener unas medidas de seguridad para garantizar la calidad del aire”, añadió Abreu.
“Alrededor de una hora después, la Policía dictaminó que las personas desalojadas se podían incorporar a su puesto de trabajo, a la espera de los informes de los distintos cuerpos de seguridad y el Consorcio de Bomberos de Tenerife”, relató. El responsable insular confirmó también que el incidente fue provocado por un gas irritante no tóxico, pero señaló que se desconoce exactamente su origen. Aun así, el vicepresidente insular precisó que este no había sido introducido por los sistemas de ventilación, sino que “alguien colocó un espray en alguna de las oficinas”.

Aunque se desconoce la cifra total de personas desalojadas ayer, se puede deducir que el número es considerable, si se tiene en cuenta que solo en el Consorcio de Tributos trabajan un total de 150 personas, a las que se suma el habitual número de ciudadanos que acuden diariamente a realizar sus gestiones.

TE PUEDE INTERESAR