adeje

La playa de Diego Hernández seguirá siendo un paraje natural

Imagen de la playa de Diego Hernández, en la costa de Adeje, entre La Caleta y El Puertito. DA

“La playa de Diego Hernández es un paraje natural, con máxima protección medioambiental, y por lo tanto tenemos que esmerarnos en cuidarla”, aseguró Ermitas Moreira, concejala de Turismo de Adeje, después de que se haya desalojado el asentamiento de 90 chabolas en la bella cala adejera.

“Esa operación de limpieza no se ha hecho, como he oído en algún sitio, por ningún interés espurio o urbanístico, porque ese suelo está superprotegido y lo seguirá haciendo”, aseguró Moreira. Para mantener la playa en su estado natural, que es el que presenta ahora, la edil adejera, señaló que “hemos tenido que sentarnos hasta cinco administraciones públicas diferentes con el fin de actuar sobre el asunto: Costas, Seprona, Consejería de Medio Ambiente del Cabildo, Política Territorial de Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento. Tuvimos que coordinarnos para proceder a un desalojo que solo pretende poner ese lugar para el disfrute de los vecinos y visitantes, muchos de ellos increpados cada vez que se acercaban a la playa mientras estaban los asentamientos”. Para Ermitas Moreira es necesario “no bajar la guardia, como se ha hecho en otras ocasiones tras un desalojo, para que no se vuelvan a ocupar las cuevas o se monten hasta 90 chabolas, casi un barrio más de Adeje”, dijo la edil.

Para que eso no ocurra, está previsto que se intensifique la vigilancia, “o al menos se haga un seguimiento más cuidadoso de la zona”, expuso Moreira, para añadir que “también tenemos intención de mejorar el sendero que va desde La Caleta hasta El Puertito de Adeje”, para “hacer posible que todo el mundo disfrute de un lugar científico, con doble protección por mar y tierra”, además de la idea de “recuperar los fondos marinos tan extraordinarios que tiene el entorno”, relató Ermitas Moreira.

Mientras aseguró que en Diego Hernández no se moverá una piedra para construir ningún hotel, la edil recordó que sí está prevista una urbanización de lujo en El Puertito de Adeje, aunque con la obligatoriedad de respetar las tortugas bobas, condición impuesta al promotor urbanístico. Ermitas Moreira precisó que “El Puertito es paso de migración de la tortuga boba y esperamos que no ocurra lo del año pasado, que hubo que sacarlas de allí porque hay gente que no entiende que debe vivir con el entorno”, concluyó.

TE PUEDE INTERESAR