“Los temblores son solo el 1% de los síntomas de la enfermedad”

El doctor Francisco Carrillo. / A. G.
El doctor Francisco Carrillo. / A. G.

El Hospital Universitario de Canarias (HUC) es uno de los 45 hospitales del país que participa en la mayor investigación que hay en estos momentos sobre el párkinson. El proyecto, que se inició a mediados de 2015 y tiene un periodo de duración de cinco años, pretende dilucidar los marcadores que aparecen en esta patología, con el fin de poder avanzar en el diagnósticos precoz de la enfermedad. El responsable en el HUC de la investigación, el neurólogo Francisco Carrillo, recalca que cuando se empieza a diagnosticar la dolencia, sobre todo, es por la aparición de los temblores, pero que se ha descubierto que, previamente, hay otros síntomas. Por ello, detectando los otros aspectos que revelan que una persona padece párkinson, se podría diagnosticar con antelación, con lo que la calidad de vida del paciente y la de su cuidador aumentaría.

“Realmente pensamos que la Enfermedad de Párkinson es presentar temblores, eso es minimizar al 1% los síntomas de cada paciente”, afirma el especialista. De hecho, señala que, cuando algunos enfermos llegan con síntomas como rigidez o temblores y se diagnostica la patología está avanzada, ya solo queda el 30% de las neuronas que producen la dopamina (cuyo déficit genera el párkinson), “pero se ha descubierto que la enfermedad se inicia mucho antes” y que, en ocasiones, está relacionado con síntomas no motores, sino cognitivos.

Carrillo indica que el proyecto, denominado Coppadis y que está liderado por el hospital gallego Arquitecto Marcide, “va a aportar el conocimiento de nuevos marcadores para el diagnóstico; saber cómo se comportan desde el punto de vista clínico los fenotipos de la enfermedad y conocer cómo se va modificando el cerebro a lo largo de esta”. Recalca que uno de los principales beneficios es mejorar la calidad de vida de los pacientes y de sus cuidadores.

Más noticias
Atención en el Sur para personas con enfermedades raras, autismo y diabetes

El neurólogo explica que se calcula que por cada 500.000 ciudadanos se detectan al año entre 75 y 100 nuevos casos. “Depende de la población que se estudie, pero se puede alcanzar el 1% de la población por encima del 70 años”, añade. Ademas, detalla que, desde que se descubrió la influencia de la dopamina, “los pacientes presenta una mayor supervivencia, que casi se asemeja a la del resto de la población. Eso supone que la prevalencia de enfermos aumenta”. En estos momento, en el HUC participan unos 12 pacientes, pero se espera alcanzar la veintena, y llegar, a nivel nacional, a entre 800 y 1.000 personas.

A los pacientes se les lleva a cabo una pruebas, como una resonancia magnética y una analítica de sangre, además de un extenso cuestionario. Al paso de los cinco años, se repiten las pruebas, para estudiar las variaciones.

TE PUEDE INTERESAR