sanidad

Mejoran la detección del cáncer de pulmón en La Candelaria

Lorenzo Pérez destaca que el Hospital de La Candelaria se encuentra a la vanguardia en este ámbito en lo que respecta a este tipo de pruebas. SERGIO MÉNDEZ

La detección precoz es importantísima a la hora de tratar prácticamente todas las enfermedades. No obstante, en algunos casos esta relevancia es aún mayor, como es el caso, por ejemplo, del cáncer de pulmón o incluso a la hora de evitar un trasplante de este órgano. Para ello, los avances tecnológicos resultan indispensable para detectar y hacer frente a estas patologías. Con el fin de mejorar los diagnósticos y los tratamientos, en los últimos tiempos el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (Hunsc), a través del servicio de Neumología, ha apostado por ello y ha incorporado varias procedimientos.

Estas técnicas, pioneras en toda Canarias, han supuesto una mejora notoria, tanto en el diagnóstico, como en el propio tratamiento de enfermos, explicó a DIARIO DE AVISOS el jefe de la Unidad de Broncoscopia del centro sanitario, Lorenzo Pérez. En concreto, son tres las metodologías incorporadas en los últimos años en La Candelaria: la ecobroncoscopia (EBUS), la criobiopsia transbronquial y la reducción con válvulas endoscópicas.

La ecobroncoscopia es una prueba ecográfica que permite diagnosticar enfermedades que afecten a los ganglios linfáticos difícilmente accesibles en el área pulmonar, no visibles por broncoscopia convencional y, que de otra manera, sólo se diagnosticarían a través de una biopsia quirúrgica. Este procedimiento permite, también, efectuar una biopsia a tiempo real. Asimismo, desde su puesta en marcha, hace algo más de tres años, se han efectuado más de 200 procedimienos, pudiendo obtener muestras en más del 90% de los casos. Además, estas han permitido alcanzar un diagnóstico de certeza, o excluir diagnósticos de malignidad, en el 80% de los casos.

Esta metodología es una prueba mínimamente invasiva, considerada como uno de los últimos avances diagnósticos en patologías pulmonares, no solo tumorales primarias, sino metástasis de otros órganos o enfermedades inflamatorias como la sarcoidosis, entre otras.

Se convierte así en un procedimiento novedoso y muy efectivo, puesto, el cual, en una sola sesión y de forma ambulatoria y poco agresiva para el paciente, ayuda a obtener muestras citológicas de ganglios linfáticos medianísticos, que son aquellos que se encuentran en zonas difícilmente accesibles en el espacio existente entre los dos pulmones y la pared bronquial.

Lorenzo Pérez insistió en que la prueba se realiza mediante la introducción, por la vía aérea del paciente, de un dispositivo llamado ecobroncoscopio, con el que se obtienen imágenes ecográficas de los ganglios y zonas que se quieren explorar a tiempo real, a la vez que se toman muestras mediante punción para ser valoradas posteriormente. Asimismo, precisó que, antes de su utilización, las opciones existentes para explorar los zonas afectadas por patologías en el área pulmonar eran la punción ganglionar a ciegas (por broncoscopia convencional) o la exploración quirúrgica del mediastino.

Por ello, destacó que esta metodología ha supuesto un “avance importante”, ya que permite mejorar los diagnósticos de cáncer de pulmón e indicar el tratamiento más adecuado, entre otras afecciones, lo que para muchos pacientes supone mejorar su calidad de vida e, incluso, vencer la enfermedad. Aunque la principal indicación del uso de EBUS es para el estudio de cáncer de pulmón, se aplica cada vez más para identificar otro tipo de tumores, linfomas y patologías de tipo inflamatorio.

La Unidad de Broncoscopia ha sido pionera en Canarias en introducir estas técnicas. | SERGIO MÉNDEZ

Otra de las incorporaciones pioneras del HUNSC es la implantación de válvulas endobronquiales. Se trata de una técnica no realizada en demasiados hospitales de España y que fue introducida en las Islas en 2014 a través del servicio de Neumología. El experto apuntó, así, que la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) constituye un problema de salud de primer orden, en términos de prevalencia de la enfermedad y de coste sanitario, y matizó que esta tiene un significativo impacto negativo en la calidad de vida de los pacientes. Asimismo, cuando el tratamiento farmacológico no es suficiente, se llevan a cabo técnicas endoscópicas y quirúrgicas para mejorar la funcionalidad de sus pulmones y reducir el volumen de los alveolos afectados, como es la implantación de válvulas encobronquiales.

En este sentido, el responsable de la unidad de Broncoscopia detalló que esta técnica esta indicada para procedimientos endoscópicos en tratamiento de enfisema muy grave, destinados a mejorar su disnea y mejorar su tolerancia al esfuerzo. En el tiempo que lleva operativa, la unidad ha implantado este tipo de válvulas a cuatro pacientes. Una de las ventajas de este sistema es que ha permitido reducir a la mitad los casos en los que era necesario que el paciente pasara por quirófano, recalcó Pérez.

La última de las apuestas médicas es la criobiopsia, una técnica de biopsia del tejido pulmonar para el estudio de las enfermedades intersticiales del pulmón. Este tipo de procedimiento ha evitado, así, la realización de una biopsia quirúrgica. En los últimos dos años, que lleva incorporado, se han llevado a cabo más de 40. Así, en algunos casos puede retrasar el trasplante de pulmón y mejorar la calidad de vida del enfermo.

Ofrecimiento para ser el centro de referencia en todo el Archipiélago

La Unidad de Broncoscopia ha sido pionera en Canarias en introducir estas técnicas que están cosechando importantes resultados. De hecho, ya se han ofrecido como centro de referencia en las Islas.

TE PUEDE INTERESAR