lucha canaria >

Melquiades Rodríguez y José María González ‘Parri II’, una rivalidad por todo lo alto

lucha Tacuense Pabellón de los Deportes
Los luchadores del Tacuense esperan salir a brega en un abarrotado Pabellón de Santa Cruz. | DA

La rivalidad en la lucha canaria entre los municipios de Santa Cruz y La Laguna se remonta a inicios del siglo pasado con los enfrentamientos entre los bandos y posteriormente los equipos, como la Sociedad Fomento de las Luchas, Tinguaro, Benchomo, Unión Santa Cruz o CL Santa Cruz, por un lado, o Asociación de Luchadores Laguneros, Acaymo o Real Hespérides, por el otro. La Plaza de Toros fue el escenario entre los años 40 y 70 de los enfrentamientos más multitudinarios y no exentos de polémica y morbo (como la histórica luchada de las Pancartas, en 1959). Con una afluencia de público superior a la de cualquier otro deporte, el Club Deportivo Tenerife tenía que cambiar los días de partido para no coincidir con la luchada, y en otras ocasiones pedía al Santa Cruz que cambiara el horario.

Los enfrentamientos entre los equipos más representativos del área metropolitana volvieron a recuperar el esplendor de antaño en la década de los 80 y principios de los 90 con la rivalidad entre el Tacuense y el Santa Cruz, capitalizada en el enfrentamiento entre sus puntales José María González Parri II y Melquiades Rodríguez. Ambos conjuntos contaban con grandes plantillas y no era de extrañar que al final de cada competición estuvieran disputándose los títulos en una ajustada clasificación. Los dos equipos carecían de terreros con aforo suficiente para acoger estas citas, lo que motivó volver a utilizar la Plaza de Toros, lugar también elegido por el conjunto lagunero, la grada de Herradura del Estadio Rodríguez López o el Palacio de los Deportes capitalino.

lucha Jose Maria Gonzalez Parri II
José María González Parri II junto al carismático aficionado Paco Zuppo, autor del popular guito de guerra del Riki-Raca. | DA

José María ya lideraba al Tacuense a finales de los años 70 y fue el artífice de varios títulos derrotando a los conjuntos liderados por Barbuzano (El Hierro), Melquiades (Victoria) o Valencia (Tijarafe Guanche). El Santa Cruz quiso contrarrestar el poderío del Tacuense y se reforzó en el verano de 1982 con Melquiades Rodríguez, lo que marcó el resurgimiento del club y dio comienzo a un mano a mano entre ambos puntales que continuó al inicio de los años 90, ya con Parri II en el Chimbesque, y finalizó con la marcha de Melquiades a Gran Canaria y la retirada del lagunero. José María y Melquiades no tuvieron rivales en Canarias. Era tanta la superioridad de ambos que se llegó a decir que la lucha en Tenerife había bajado en expectativas. Parri II protagonizaba barridas tumbando de siete a diez adversarios.

Más noticias
Parque Marítimo, camino de batir récord de visitantes en 2017 con más de 275.000

Posiblemente, los enfrentamientos entre ambos no fueran los más vistosos del encuentro, pero sí los más emocionantes y pasionales. Tanto Parri como Melquiades poseían multitud de recursos técnicos, algo poco habitual en un hombre de su peso y corpulencia, pero quedaba claro que la ausencia de espectáculo no se debía a que no supieran luchar, sino al hecho de conocerse demasiado y que la propia responsabilidad los limitaba. Ambos contaron con maestros de lujo, Roberto Martín el Mocho, por el lagunero, o Nino Morales, por el fasniero, que pulieron unas cualidades innatas para la lucha

lucha Parri Melquiades
Una de las múltiples agarradas que protagonizaron ambos colosos. DA

Los enfrentamientos entre Tacuense y Santa Cruz eran luchas estratégicas. Sus entrenadores buscaban siempre dejar un hombre por detrás antes del enfrentamiento entre los puntales, para obligar al rival a atacar e intentar pillarlo a la contra o, finalmente, forzar la eliminación, el resultado más habitual, pues eran muy encontrados.

Hablan los protagonistas

lucha Parri Melquiades y Juan Gonzalez Mendoza
Los puntales Parri II y Melquiades dialogan junto al árbitro Juan González Mendoza. | DA

“Las luchas entre nosotros no había que perdérselas”

“Casi siempre nos jugábamos los títulos entre ambos”, aseguró José María González. “El Santa Cruz tenía un gran equipo y mejor que el nuestro, por lo que las luchadas entre ambos no había que perderselas. Cuando dejaban a uno por detrás de Melquiades tenía que ir a por él”, afirmó Parri II, que aseguró que los demás rivales también eran muy potentes “y era habitual que tuviera que tirar a seis o más”.

“Las luchas entre ambos no había que perderselas. Los aficionados se enfadaban porque en muchas ocasiones no nos tirábamos, y decían que no iban a volver, pero al final volvían por ver el morbo de que quién caía de los dos”.

Más noticias
Santa Cruz gasta 4 millones para 6.000 contenedores en 10 años
lucha Melquiades Rodríguez
lucha Melquiades Rodríguez

“Buscaba la manera de hacerle frente”

Melquiades Rodríguez afirmó que “cuando nos enfrentábamos al Tacuense aquello era la bomba. Al luchar con una Plaza de Toros o el Pabellón lleno no hacía falta más estimulo. Fue una época muy linda, había mucha emoción y siempre lo recordaré. Pero lo principal, confesó el fasniero, “era hacer la otra parte del trabajo, intentar llegar a estas luchadas con el Tacuense emparejado en la clasificación, pues un error con otro rival nos costaba una Liga o una Copa”.

“Los dos destacábamos bastante sobre el resto. Parri era un luchador muy fuerte, bien preparado y físicamente era difícil de batir porque tenía muchos argumentos, pero siempre buscaba la manera de hacerle frente y tumbarlo”.

Ambos coinciden en la apreciación de la lucha actual

Cuestionado por la lucha canaria en la actualidad, Parri II afirmó que “los luchadores deben entrenar más pantalón. Pienso que la gente está abusando del gimnasio y entrenan pocas mañas. La primera vez que acudí a un gimnasio fue con 36 años”. Melquiades coincidió en que “ahora los luchadores no trabajan la técnica como los de antes. La preparación física es importante, pero la técnica lo es más, igual que la estrategia”.

Melquiades Rodriguez y Jose Maria Gonzalez Parri II Arona 2011
Dos iconos de la lucha tinerfeña, Melquiades Rodríguez y Jose Maria Gonzalez ‘Parri II’ marcaron juntos una época. | DA

TE PUEDE INTERESAR