política

El PP se opone a una lista regional, pero exige reforma electoral para 2019

ASIER ANTONA EN EL PARLAMENTO
Asier Antona. / FRAN PALLERO

El presidente del PP regional, Asier Antona, ha convocado para hoy una comisión de estudio que determinará su postura ante la reforma del sistema electoral canario. Pero los populares tienen ya de antemano algunas líneas rojas, y una de ellas es que se opondrán a crear una lista regional para elegir a parte de los diputados autonómicos, aunque sí apoyarán otras fórmulas que permitan corregir el “desajuste poblacional” del actual sistema, es decir, la infrarrepresentación de las islas más pobladas, Tenerife y Gran Canaria.
Antona declaró a este diario que una circunscripción regional “la descarta el PP, porque no corregiría esta desproporción”, pues los partidos no estarían obligados a poner diputados procedentes de estas islas. Eso sí, ve necesario mitigar ese “desequilibrio”, ya que en la actualidad el Archipiélago tiene casi el doble de población que cuando se aprobó este régimen electoral.

Otra de las condiciones que pone el PP para esa reforma es que ninguna isla pierda representación, “porque eso sería traumático para lograr el consenso”. De las palabras de Antona se deduce, pues, que el PP prefiere aumentar el número de diputados de las islas más habitadas sin restar los que ya tienen las islas no capitalinas.

Un aspecto que el PP va a apoyar -y es el que más consenso suscita ya- es la bajada de las llamadas barreras electorales, “que son las más altas de las comunidades autónomas”. En realidad, están entre las más altas del mundo, según han señalado estudiosos de los sistemas electorales. Sin embargo, el PP no se ha posicionado aún sobre hasta dónde debería ser la bajada (ahora están situadas en el 30% de los votos válidos en una isla y el 6% a escala regional, requisitos para que una candidatura pueda obtener un escaño).

Más noticias
El PP acuerda negociar con CC si "es ya", pues no quiere "perder el tiempo"

También supedita el PP “cualquier cambio” a que “surja y sea parido desde el Parlamento canario, y mediante una ley electoral canaria”, aunque el líder popular admitió que no se puede cerrar la puerta a la vía de reformar el sistema electoral en las Cortes con ocasión de la tramitación, ya en marcha, del proyecto de modificación del Estatuto de Autonomía de Canarias.
“Pero habremos fracasado si no somos capaces de ponernos de acuerdo en el Parlamento autonómico y que tuviera que venir a través del tutelaje del Congreso de los Diputados”, expuso el también presidente del Grupo Popular en la Cámara canaria. “Ambas propuestas deben ir de la mano”, apostilló en alusión a las que surjan del Parlamento regional y de las Cortes.
Además, y he aquí una condición importante, el dirigente popular dejó claro que la reforma electoral “tiene que estar en vigor antes de 2019”, para que los canarios voten ya en las elecciones autonómicas de ese año con unas nuevas reglas de juego.

Con el actual sistema se dan circunstancias como que el partido con más diputados (CC) es tercero en votos; y que el PP tenga 6 diputados menos que CC a pesar de ser el segundo más votado. Ciudadanos se quedó fuera pese a obtener 54.000 votos.

TE PUEDE INTERESAR