Santa Cruz de La Palma vuelve a tener playa

Dos jóvenes en la playa de la capital palmera. | D. S.

Santa Cruz de La Palma vuelve a tener playa. Una zona de baño de más de medio kilómetro de longitud, con una amplia extensión de fina arena negra, en pleno casco histórico, desde donde se contempla un hermoso tapiz urbano de la noble capital palmesana, que antes solo se podía observar en su conjunto desde un barco. No menos importante es la garantía que ofrece la playa para defender el entorno costero de las embestidas del mar, que en más de una ocasión ha causado estragos.

Santa Cruz de La Palma recupera así su diálogo con el mar, que se vio interrumpido cuando a principios de la década de los noventa del siglo pasado desapareció la playa de El Roque, lo que originó una gran controversia social, de la que tampoco se ha librado este nuevo espacio de baño, que al mediodía de ayer abría sus accesos para que entraran los primeros bañistas.

Hacía calor, pero las nubes tapaban el sol. A pesar de ser en pleno horario laboral, un grupo de más de veinte personas dieron los primeros pasos sobre la arena y se acercaron a la orilla. Una comitiva ciudadana espontánea, que encabezaban la escritora Elsa López, su marido, Manolo Cabrera, y Marcelo, su nieto, fueron los primeros en acceder oficialmente a la playa, cuando el operario municipal retiró las vallas. Tímidamente se fueron descalzando y metiendo los pies en la orilla para catar el agua, hasta que José Antonio Candelario Lorenzo, un vecino de la ciudad, de 61 años de edad, decidió darse el primer baño oficial de la nueva playa.

Más noticias
Una empresa compra el Marítimo para reabrir las puertas del hotel

Los comentarios eran favorables. La calidad de la arena, la limpieza del mar y las vistas que se pueden disfrutar del casco histórico de la ciudad, despuntando la torre de El Salvador y las fachadas de los inmuebles históricos que trufan la ciudad.

Algunas parejas de jóvenes fueron también rompiendo el fuego, adentrándose en el mar, algo intimidados por la presencia de las cámaras que querían captar estos primeros instantes de un hito histórico de la ciudad, cuya espera ha sido larga, pero a la vista del resultado y la sensaciones expresadas por los bañistas, ha merecido la pena.

Desde bien temprano en la mañana, ya había un número considerable de personas en la avenida Marítima, para presenciar la retirada de las 400 vallas que separaban el paseo de la playa, después de culminar la obra y que el día anterior Costas transfiriera este espacio al Ayuntamiento. Al fin se liberaba la playa para el disfrute de los usuarios. La ciudad mejoraba así su aspecto, sacrificado hasta ahora por unas obras que se han prolongado más de cinco años, y los ciudadanos ganan un importante espacio de ocio en pleno corazón de la capital.

Durante todo el tiempo que duraron los trabajos, y en especial desde que fue cogiendo forma de playa, había sido como una golosina encerrada tras unas rejas para el desconsuelo de los transeúntes. Una obra que causó, sobre todo por los retrasos sufridos, desasosiego entre el sector comercial y la parálisis de iniciativas empresariales que no se pudieron desarrollar conforme a los tiempos previstos inicialmente.

Más noticias
Una empresa compra el Marítimo para reabrir las puertas del hotel
PLAYA SANTA CRUZ LA PALMA 1
Elsa López inauguró la playa. | D. S.

Sin embargo, como destacó el presidente de la Zona Comercial Abierta, Nicolás Hernández, ahora es el momento de pensar en el futuro y en las expectativas de desarrollo económico y de generación de empleo que trae la puesta en marcha de la playa. “Estoy convencido de que va a suponer un impulso para la ciudad”, sentenció.

Un futuro que traerá próximamente nuevas intervenciones en el frente marítimo de la ciudad. Porque a las infraestructuras de ocio con las que está previsto dotar a la playa (centro de deportes náuticos, un quiosco o las canchas deportivas) hay que añadir la remodelación integral de la avenida Marítima, que está previsto que se ejecute a cargo del Fondo de Desarrollo de Canarias.

A pesar de la importancia de la obra, en la que el Estado ha invertido más de 30 millones de euros, siendo además el proyectos de mayor cuantía que Costas ha realizado en España en los últimos años, ninguna autoridad del Ministerio acudió a su puesta en marcha. Un hecho que despertó cierta molestia entre políticos palmeros, como el presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, quien mostró su incomprensión ante el hecho de que ningún “titular del Ministerio” haya acudido a su inauguración.

TE PUEDE INTERESAR