Un servicio recoge el cartón de los comercios de forma gratuita

El papel y cartón que se recoge en la isla de La Palma supone una parte muy importante del total de residuos que cuentan con recogida separada (vidrio, envases ligeros, papel y cartón y biorresiduos). Muchos de estos residuos provienen de periódicos, revistas o papel utilizados en centros educativos u oficinas, pero cabe destacar que un volumen muy importante es derivado de la actividad comercial, y son las propias empresas y establecimientos los responsables de la gestión de sus residuos, conforme a la regulación vigente.

Con el fin de facilitar a los pequeños comerciantes de los municipios de Santa Cruz de La Palma y Los Llanos de Aridane esta actuación, el Cabildo lleva más de diez años ofreciendo un servicio gratuito de recogida de cartón puerta a puerta.

“Los empresarios son los responsables de gestionar sus residuos de acuerdo a la actual regulación, pero para ayudar a los pequeños comercios de estos municipios se les ofrece este servicio, puesto que los comerciantes no pueden depositar estos residuos en los contenedores de la vía pública ni llevarlos a los puntos limpios”, explica el consejero de Medio Ambiente del Cabildo, Juan Manuel González.

La recogida selectiva de cartón se lleva a cabo en la zona comercial abierta de Santa Cruz de La Palma los martes y jueves, desde las 20:00 horas,  y en Los Llanos de Aridane los lunes y miércoles, a partir de las 20:30 horas, un horario que se ajusta al de cierre que, por lo general, tienen los comercios de la isla y facilita a estos que depositen los residuos de cartón en las puertas de sus negocios al finalizar de la jornada laboral.

Más noticias
Hawai da luz verde a la instalación del Telescopio de Treinta Metros

Pese a que la recogida selectiva de cartón se implantó en la isla en 2003, todavía una parte importante de los residuos de papel y cartón, en torno a 3.000 toneladas, llegan cada año al Complejo Ambiental de los Morenos, mezcladas con residuos domésticos, según los datos del sector.

Esta cifra es preocupante ya que en la isla existen 347 contenedores azules, en los que los ciudadanos de a pie pueden depositar el papel y cartón y, por otro lado, porque los comercios tienen la obligación de gestionar adecuadamente todos los residuos que producen.

Para superar estas cifras la cooperación de los ciudadanos y comerciantes, resulta esencial y el servicio puerta a puerta del que disponen los pequeños comerciantes, que debe utilizarse como una herramienta para cumplir con su deber de ser responsables con los residuos que producen en sus negocios y aprovechar la oportunidad que se les ofrece a través de este servicio de ahorrarse la gestión del cartón.

TE PUEDE INTERESAR