sanidad

El 60% de los médicos tiene un contrato temporal en Canarias

Imagen de un quirófano durante un transplante de hígado. | EP

Más de la mitad de los médicos que prestan servicio en el sistema público de Canarias tiene un contrato temporal. En concreto, apenas el 40% de los facultativos cuenta con estabilidad laboral, a través de un contrato fijo, frente al 60% cuyo puesto de trabajo es temporal, ya sea interino (el 20%) o eventual (40%). Así lo denunció a DIARIO DE AVISOS el portavoz del Sindicato Profesional de Médicos de Tenerife (CESM), Levy Cabrera. Asimismo, el representante de la organización sindical llamó la atención sobre el hecho de que la cifra de temporalidad en las Islas supera, de forma considerable, a los datos nacionales, puesto que la media española de médicos con contrato estable asciende al 50%, aproximadamente. Además, recalcó que esta situación de precariedad laboral no solo tiene efectos negativos en los facultativos, sino que también las consecuencias las sufren los propios pacientes del Servicio Canario de la Salud (SCS).
Cabrera explicó que estos datos de temporalidad se deben, en buena parte, a la escasez de oferta pública de empleo (OPE). Denunció que prácticamente en este siglo solo se ha realizado una OPE, en 2007, que aún está sin resolverse de forma definitiva. Recordó que sobre el año 2001 se llevó a cabo otro examen, pero convocado a nivel estatal. “La idea era que estas pruebas se celebrasen cada dos años, pero esta medida nunca se ha implantado”, aseveró.

Cabrera advirtió de que solo una parte de los facultativos cuenta con plaza fija y que un porcentaje importante de los que tienen contratos temporales son renovados cada mes, cada año o, incluso, cada semana, lo que empeora el problema.

La precariedad laboral provoca, a juicio del sindicato, la escasez de algunas especialidades, entre las que se encuentran Traumatología, Pediatría, Radiología o Anatomía Patológica, entre otras. “Algunas de estas plazas se cubren con médicos sin especialización, porque no hay oferta”, argumentó. “Y en determinadas islas, más pequeñas, ni siquiera se cubren con otros médicos”, añadió.

Cabrera avisó de que esta escasez de determinadas especialidades se verá agravada en los próximos años, ya que a la falta de convocatorias de exámenes públicos se le sumará la jubilación de un número significativo de facultativos, cuyas plazas no se prevé cubrir.

Especialidad

El portavoz del CESM detalló, sobre el alto porcentaje de facultativos que carece de especialidad, que esta situación viene motivada por la falta de oferta formativa especializada, algo que al final repercute en los pacientes. “Se dan casos de médicos de familia que están ocupando plazas como pediatras, por ejemplo, sin tener esta especialidad”, afirmó. Así, aclaró que en parte esto se debe a que pese a existir muchos graduados en Ciencias de la Salud con la especialidad en Medicina, la oferta de plazas MIR es muy reducida. “En los últimos cinco años, a nivel nacional, hemos perdido unas 1.200 plazas MIR”, afirmó Cabrera, alertando sobre estas consecuencias. Del mismo modo, indicó que para este curso el sindicato ha logrado la incorporación de algunos de estos cupos a nivel regional para determinadas especialidades.
Por último, añadió que este sector no registra prácticamente paro en las Islas, salvo en alguna especialidad muy concreta.

Proponen dotar de más especialistas al área de Atención Primaria

Entre las medidas propuestas por el Sindicato Médico de Canarias (CESM) para que sean llevadas a cabo por la Consejería de Sanidad se encuentra la reorganización del servicio de Atención Primaria (AP), para que redunde en un mejor funcionamiento. “En esta área se necesitan más especialistas, para que tengan más tiempo para poder atender adecuadamente a los pacientes”, argumentó el portavoz del colectivo, Levy Cabrera. Además, el sindicato apuesta por llevar a cabo más acciones preventivas en materia de salud y dotar adecuadamente las Urgencias en Atención Primaria. El CESM pide una mejor gestión, también para el área hospitalaria, que en buena parte se logra con la adecuación de la AP.

Por último, Levy Cabrera incidió en la necesidad de prestar un cuidado especial y acertado a los enfermos crónicos, lo que evitaría, en gran medida, el colapso hospitalario, de las urgencias y también optimizaría recursos.

TE PUEDE INTERESAR