Sucesos

Cae una red que movía grandes alijos de hachís entre Gran Canaria y Tenerife

Siete de los apresados han sido enviados a prisión por el juzgado que instruye la causa. DA
Siete de los apresados han sido enviados a prisión por el juzgado que instruye la causa. DA

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Canarias a 10 hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 23 y 44 años de edad, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas. Aunque la operación se llevó a cabo entre las dos provincias canarias, seis de los once apresados fueron arrestados en Icod de los Vinos. Nueve de ellos tenían antecedentes policiales y todos son españoles, salvo un marroquí. Como resume el comunicado oficial, se les acusa de distribuir la droga a través de empresas de paquetería, en un notable servicio que ha permitido la incautación de 250 kilos de hachís y 210.000 euros.

La investigación policial se inició a finales del pasado año, cuando se detectó el envío de esos 250 kilos de hachís al ser despachado en la aduana de la capital tinerfeña. Fue entonces cuando se aprehendió la droga y se detuvo a los implicados en Icod de los Vinos.

Lejos de contentarse con lo que ya suponía un excelente servicio en la lucha contra el narcotráfico, el consiguiente trabajo policial destapó un grupo delincuencial dedicado al transporte y distribución entre las islas, por cuanto no era la primera vez que traficaban con cantidades tan importantes de hachís. Como es lógico, esta droga venía a Canarias en embarcaciones neumáticas (las conocidas narcopateras) desde Marruecos, donde el hachís incluso está incardinado en la cultura del país vecino como, por ejemplo, lo está el alcohol en la española.

En cuanto al modus operandi, este entramado criminal llevaba a cabo los envíos de droga y dinero a través de empresas de paquetería, camuflados lógicamente entre mercancía legal que transportaban. Para ello se servían de un equipo de personas con funciones definidas: unos se encargaban de preparar los envíos y otros de recogerlos en destino, evitando así que los principales responsables de la organización quedasen expuestos.

Más noticias
En busca de un lugar donde dejar la mochila

Finalmente, la investigación concluyó con la realización de cinco registros domiciliarios y la intervención de 185.000 euros en efectivo que estaban siendo transportados entre Tenerife y Gran Canaria en el interior de una caja de mensajería. Así mismo, se procedió a la detención de otros cinco integrantes de la organización criminal.

Con la citada intervención queda completamente desarticulado este grupo criminal afincado en Gran Canaria, cuyo principal miembro era conocido con el sobrenombre de El Príncipe.
Instruido el atestado policial, los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente, quien encarceló a siete de ellos.

TE PUEDE INTERESAR