economía

Cajasiete incrementa su beneficio antes de impuestos el 20%

En primer término, José Manuel Garrido, director de Relaciones Institucionales de Cajasiete, y Manuel del Castillo, director general de la entidad. ANDRÉS GUTIÉRREZ

El ejercicio económico de 2016 de Cajasiete ha sido enormemente positivo en sus cifras de negocio, “lo que nos permite consolidar nuestro proyecto de expansión regional”. Así lo confirmó ayer el director general de la entidad, Manuel del Castillo, durante la presentación del informe de gestión correspondiente al pasado año, en la que compareció junto al director de Relaciones Institucionales, José Manuel Garrido.

Según dicho informe, la inversión crediticia de la entidad aumentó el 10%, situándose en 1.309 millones de euros. El total de depósitos también se incrementó, en el 13%, situándose en 1.748 millones de euros, “mejorando así, un año más, la cuota de mercado”. Asimismo, Cajasiete concedió créditos en 2016 por importe de 456 millones de euros en 19.708 operaciones. Esto demuestra, según explicó Manuel del Castillo, que la entidad “nunca ha dejado de atender las necesidades de financiación de sus clientes y, es más, desde 2013 ha crecido con más fuerza”. “Sé que, después de la crisis y de la actitud de algunos bancos -apuntó- es complicado mantener la reputación, pero, según afirman todas las encuestas, en el caso de Cajasiete lo hemos conseguido”.

En opinión del director general, “el trato y la proximidad” han sido claves en todo este proceso, porque, declaró, “al fin y al cabo, nuestra única finalidad es contribuir a generar riqueza para Canarias”. Los resultados del ejercicio 2016 antes de impuestos se situaron en los 6,4 millones de euros, después de “un gran esfuerzo” en dotaciones para la cobertura de dudosos. La ratio de eficiencia, es decir, la relación entre los gastos y el margen ordinario, se situó en el 53%, lo que acredita una buena posición de generación de recursos. El beneficio de la entidad antes de impuestos creció el 20%. Todo esto ha provocado que Cajasiete sea considerada como una de las entidades financieras “más solventes” del país, con una ratio de solvencia de 13,21% y con un ratio de capital nivel 1 del 12,6%, “situación muy holgada, antes de la distribución de los excedentes del ejercicio, y que es el resultado de la política de capitalización llevada a cabo a lo largo de los años, dedicando el 85% de los beneficios a reservas”.

Manuel del Castillo explicó que la entidad continúa con la política de expansión regional basada tanto en el trato personal como en la forma de hacer banca, luchando contra la exclusión financiera manteniendo oficinas donde la gran banca no llega. Reconoció que “se trata de caminar contra corriente con la llegada de las nuevas tecnologías”, pero resaltó que “ese es nuestro fuerte. El trato personalizado y la cercanía, que es lo que ha hecho que nos pongamos límites éticos; porque conocemos a nuestros clientes y sabemos lo que necesitan”.

El número de oficinas de Cajasiete se eleva a 94, de las cuales 16 se encuentran en la provincia de Las Palmas. Cajasiete, además, ha contribuido a distribuir para Canarias 35,9 millones de euros, el 9% más que en 2015 y mantiene su aportación a la sociedad, llegando al 93% de los municipios canarios.

Cooperativismo: un modelo que funciona y genera confianza

Cajasiete es la empresa canaria con mayor número de socios, superando los 46.000. Es una cooperativa local, con una relación muy personal con los 250.000 clientes que tiene. Manuel del Castillo señala que el modelo de cooperativa genera confianza y sigue captando negocio porque demuestra que “funciona”.

TE PUEDE INTERESAR