Arona

La cantera empresarial sureña

Los escolares disfrutaron de una jornada intensa, en la que aprendieron técnicas para vender los productos que ellos mismos habían elaborado con material reciclado. Sergio Méndez
Los escolares disfrutaron de una jornada intensa, en la que aprendieron técnicas para vender los productos que ellos mismos habían elaborado con material reciclado. Sergio Méndez

“Hola, buenos días, ¿quiere pasarse por nuestra cooperativa? Tenemos ofertas muy buenas”. El desparpajo del vendedor, con solo 10 años, llama la atención. Ofrece a los visitantes de la I Feria de Cooperativas Escolares de Los Cristianos las manualidades elaboradas por él y sus compañeros de clase con material reciclado: marcapáginas, portafolios, cuadros, libretas, velas, trabas, broches, altavoces hechos con vasos de plástico y hasta verduras de sus huertos ecológicos.

A lo largo de la veintena de estands instalados frente al centro cultural, 423 escolares de colegios de Arona, San Miguel, Granadilla, Guía de Isora y Santiago del Teide, acompañados de 90 profesores, ofrecen sus productos artesanales a precios simbólicos para una buena causa. Una parte de los beneficios se donarán a entidades sin ánimo de lucro y otra, a actividades lúdicas para los escolares participantes.

El objetivo de esta iniciativa, que cuenta con la colaboración del Cabildo, el Ayuntamiento de Arona y la Universidad de La Laguna, es que los alumnos conozcan la técnica del emprendimiento, desde un punto de vista positivo, “sin miedo al fracaso”, como subrayan los organizadores. Para ello se les trata de inculcar valores como la responsabilidad, la solidaridad, la amistad, el trabajo en equipo y, sobre todo, la creatividad.

Enseñar a aprender, que es el nombre del proyecto que recorre diferentes municipios de la Isla, permite que los escolares conozcan cómo se crea un negocio, cómo se consigue financiación, la tramitación administrativa y la promoción a través de la publicidad.

Tras realizar un recorrido por los puestos, el alcalde de Arona, José Julián Mena, destacó el “trabajo colectivo de los chicos, el ingenio que demuestran en la elaboración de los productos y, sobre todo, la apuesta solidaria, al destinar lo que recaudan a ONG o a causas benéficas”.

Por su parte, el consejero insular de Empleo, Leopoldo Benjumea, destacó que “la semilla del emprendimiento en niños de Educación Primaria y Secundaria ayudará a que dentro de 15 años haya una juventud con iniciativa empresarial generadora de proyectos”.

Por último, el gerente de la Fundación General de la Universidad de La Laguna, Julio Brito, se mostró “encantado en poder colaborar con este tipo de iniciativas de carácter social y compartir metodologías de trabajo”.

TE PUEDE INTERESAR