La historia de los americanos que olvidaron que eran isleños

Los protagonistas del documental que se rodó en 2015 en Luisiana, en el pueblo de St. Bernard Parish, donde todavía residen descendientes de canarios. / DA

Los que viven en St. Bernard Parish, al sur de Nueva Orleans, en Estados Unidos, olvidaron en algún momento cuáles eran sus raíces. Tan solo sabían que sus ancestros provenían de algún lugar de España. Era evidente, las familias todavía conservaban el castellano como segunda lengua. Un idioma que se transmitía de generación en generación. ¿Por qué su acento era distinto?, ¿por qué sus costumbres tenían tan poco que ver con las de cualquier español?, se preguntaban. En aquel mar de dudas sobre su identidad, llegó en 1977 un historiador para despejar la incógnita: los isleños de San Bernardo -como se determinan ahora a sí mismos- eran descendientes de emigrantes españoles del siglo XVIII provenientes de las Islas Canarias.

Así comienza el relato de Eduardo Cubillo, director del documental que lleva a la gran pantalla la historia de estos canarios, Isleños, a root of America. El filme se estrenará de forma simultánea este viernes en Tenerife, en TEA Tenerife Espacio de las Artes, y en Gran Canaria, en los Multicines Monopol. Las proyecciones se mantendrán hasta el domingo, en doble sesión, en Tenerife, a las 19.00 y a las 21.30 horas; en Gran Canaria, a las 20.30 y 22.30 horas el viernes, y a las 20.30 horas los días siguientes. Las expectativas son altas. Y es que el largometraje ha sido seleccionado en varios festivales del mundo, en MiradasDoc de Tenerife, en Venezuela, en Argentina, en Marruecos, en Israel y hasta en el iHolly Festival de Hollywood, donde obtuvo el galardón de mejor documental. “Estoy contento con el estreno en las salas comerciales”, declara el director, y adelanta que a finales de este año se emitirá en Televisión Española.

El primer encuentro que tuvo Cubillo con los isleños americanos le resultó insólito. Fue en el avión, cuando uno de los pasajeros gritó, con acento canario: “Ños, qué tarde llegamos”. “En este pueblo encontramos a gente que hablaba como nuestros abuelos”, revela a DIARIO DE AVISOS. “Aunque conocíamos la historia, nos sorprendió el marcado acento de estos estadounidenses, su gastronomía, y esa sensación de estar en casa”. Una sociedad que reivindicaba su canariedad. Lo que significó un punto de inflexión y de reflexión para el director: “No podía creer la forma en la que ellos valoraban sus raíces”. Así es como, en 2015, vuelca toda esa experiencia en el documental. La búsqueda de la identidad es protagonista en su historia, guionizada por José Amaro Carrillo y Guillermo Cubillo, y producida por Televisión Española y La Gaveta Producciones.

“La mayoría de los isleños ha venido de visita a Canarias para buscar lo que queda de sus apellidos”, agrega Cubillo. Y desvela que “es casi imposible no verse identificado con la veintena de personas que fueron entrevistadas en el filme”. Cómo no verse reflejados en los rasgos de sus caras y en los vestigios de un pueblo que también es el nuestro, y que recobra su memoria después de tantos años de olvido.

Un preestreno de lujo en Tenerife Espacio de las Artes

Foto: Fran Pallero

TEA acogió ayer el preestreno del documental Isleños, a root of America. Los asistentes se emocionaron ante las declaraciones y las imágenes de estos americanos que todavía sienten el vínculo con sus ancestros canarios y con sus costumbres, que cuidan y mantienen vivas a pesar del tiempo, generación tras generación.

TE PUEDE INTERESAR