sur

Los pequeños empresarios piden limitar el número de turistas por hotel con ‘todo incluido’

Antonio González y Víctor Sánchez, presidentes de las pymes sureñas. J. C. M.

Los pequeños y medianos empresarios de Arona, Playa de Las Américas y Costa Adeje piden que se establezca un cupo de turistas por hotel en régimen de todo incluido, una modalidad que se importó hace años de los establecimientos de lujo en el Caribe, y que permite al cliente disponer de un gran número de servicios sin tener que abonar más dinero que el aportado globalmente por la estancia. Esa comodidad que disfrutan los turistas se traduce en un gasto mucho menor fuera de los hoteles, en restaurantes, comercios y locales de ocio del entorno.
El presidente de la Asociación de Empresarios de Playa de Las Américas y Costa Adeje (Aepaca), Víctor Sánchez, reclama el establecimiento de un porcentaje máximo de clientes por hotel que puedan disfrutar del todo incluido. “Entendemos que siempre lo van a solicitar los turoperadores, pero debería fijarse un cupo por hotel, y el resto de clientes se hospedaría con desayuno, media pensión o lo que sea”, declara a DIARIO DE AVISOS. En su opinión, no tiene sentido esta práctica en un destino que cuenta con una oferta “tan amplia y de calidad” de tiendas, restaurantes y locales de ocio como la de Playa de Las Américas y Costa Adeje, “todo lo contrario que en los resorts del Caribe, donde esta modalidad parece de sentido común, porque si sales del hotel no hay nada, sino una selva en la que te puede pasar algo; aquí no”. Sánchez tiene claro que los hoteles deben ir de la mano de la oferta extrahotelera, “porque formamos un conjunto como destino turístico”. “El todo incluido nos está haciendo mucho daño, solo tienes que ver a la gente por los paseos con las bolsitas de comida que sacan del hotel y muchas tiendas vacías”, afirma.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresarios, Comerciantes y Profesionales de Arona, Antonio Luis González, lamenta los efectos que produce en el tejido empresarial local los servicios a los que el cliente de un hotel puede acceder sin necesidad de pisar la calle, entre los que citó minimarkets, boutiques y peluquerías.
“Lo normal sería que los turistas salieran a conocer una oferta acorde con la calidad y la experiencia de Canarias como destino de primer nivel para vacaciones”. El dirigente de las pymes aroneras apuesta por “buscar un binomio compatible, de subsistencia para todos, y no el modelo actual que está planteado”.
Tanto González como Sánchez insisten en que el comercio “genera una economía y unos puestos de trabajo que se quedan aquí”. “Si a eso sumamos los grandes centros comerciales que se quieren montar, cuando en cualquier parte del mundo ya están obsoletos, sacamos una conclusión: no tenemos visión de futuro. No podemos estar al margen de las directrices que marcan otros países”, advierten.

Más noticias
Tenerife urge cientos de millones legalizar sus vertidos al mar
TE PUEDE INTERESAR