güímar

Luisa Castro: “Se dieron más prisa con los perros que con los ancianos”

Luisa Castro, alcaldesa de Güímar, no se ha quedado de brazos cruzados con el cierre del geriátrico. SERGIO MÉNDEZ

“Se han dado más prisa en el asunto de los animales con la pelea de perros que con los ancianos”, señaló Carmen Luisa Castro, la alcaldesa de Güímar, acerca de la polémica suscitada con la residencia Sor María de Jesús, cerrada desde hoy cautelarmente por el Gobierno de Canarias, después de distintas denuncias sobre el centro, la primera de las cuales, según la regidora local, data de 2004.

Luisa Castro recuerda que ese año hubo un cierre cautelar del centro, por no adaptarse a la nueva normativa, que nunca se ejecutó y que durante su etapa de concejala de Servicios Sociales tuvo diferentes quejas del funcionamiento de la residencia, que siempre trasladó al Gobierno de Canarias, competente en este asunto, sin que “se hiciera nada”, afirma.

Castro indica ahora que “el centro está clausurado porque la directora lo ha cerrado, no porque se ejecutara el cierre cautelar que ordenó el Gobierno. El lunes tuvimos que sacar nosotros a las dos personas que estaban todavía dentro de las instalaciones y gracias a Ángeles Arbona, del IASS, pudimos ingresarlas en Santa Rita, en el Puerto de la Cruz”. “Al igual que a una señora de Vilaflor que dejaron en una gasolinera para que la recogiera su hermana”, manifestó el lunes la regidora municipal en el programa La Carretera del Sur, de Onda Tenerife.

La alcaldesa expone que, “ante tanta impotencia, hemos hecho lo que teníamos que hacer, por el bienestar de nuestros mayores, porque nadie actuaba, y quizás he cometido una ilegalidad, pero los familiares me dieron el permiso para sacar a estas dos personas del centro y trasladarlas a Santa Rita”. Castro insiste en que “el Ayuntamiento no pudo ni puede hacer más de lo que ha hecho, porque se trata de un centro privado y no tenemos competencias en ello. Nuestra misión estaba en denunciar y siempre lo hemos hecho”, remarca. Asimismo, recuerda que hace unos meses “el Ayuntamiento se tuvo que hacer cargo del entierro de un fallecido en el centro porque la directora dijo que no tenía seguro de deceso”.

Más noticias
El empresario chino Marco Wang prevé desaladoras y hoteles de lujo en los barrancos de Güímar

Luisa Castro agradece la implicación del viceconsejero de Políticas Sociales, Francisco Candil, pero comenta que “llevan meses hablando de centro pirata y hemos tenido nosotros que sacar a los abuelos de allí y ya sabemos que en el centro no queda nadie más. Tengo que ser crítica con nuestros políticos
-agrega-, porque no podemos seguir hablando de procedimientos, si es tu competencia o no. Yo no sé si habré cometido un delito, pero ya los abuelos están fuera y hemos resuelto el problema”.

Candil: “No podemos permitir que un garaje se convierta en residencia”

“Tenemos que ponerle límites, inmediatamente, a que un garaje se pueda convertir en una residencia de mayores”, comentó Francisco Candil, viceconsejero de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias.

“A día de hoy -indicó Candil-, no hay nadie ingresado en la residencia pirata de Güímar, tras el cierre unilateral de la directora, cuando hoy expiraba el plazo del expediente de cierre cautelar que decretamos junto al Cabildo y la Fiscalía”. Añadió que “no hemos podido esperar a la resolución del expediente, ante una burocracia tediosa”, reconoció el viceconsejero, que alertó de que existe otro caso de centro ilegal en otra isla.

Candil confirmó que cuatro de las 16 personas que residían en el geriátrico Sor María de Jesús ya están reubicadas, mientras que están “confirmando dónde están los demás”, tras el cierre “con nocturnidad” ejecutado por la directora del centro que, según él, se puede enfrentar a una denuncia penal.

TE PUEDE INTERESAR