Arico

Olivia Delgado: “La alcaldesa y su Gobierno querían darse a la fuga”

Elena Fumero, a la izquierda, y Olivia Delgado, a la derecha, siguen enfrentadas por el Gobierno de Arico. Norchi
Elena Fumero, a la izquierda, y Olivia Delgado, a la derecha, siguen enfrentadas por el Gobierno de Arico. Norchi

No resulta fácil explicarlo, sobre todo si uno oye a las partes y cada una da una versión, que no coinciden en absoluto, al menos en su interpretación. Para la alcaldesa de Arico, Elena Fumero, sorprende que los socialistas votaran ayer, en el pleno extraordinario convocado para el efecto, en contra de “la supresión del sueldo de la regidora municipal y todo el grupo de gobierno”, mientras que para la portavoz socialista, Olivia Delgado, se votó en contra para impedir que “Elena Fumero siguiera gobernando el Ayuntamiento desde el colegio donde tiene su plaza con una tablet”, porque para ella “la alcaldesa y su grupo de gobierno querían darse a la fuga y no devolver el dinero de los sueldos que han cobrado de más”.

En realidad, la revocación de las delegaciones de la nacionalista Elena Fumero y sus cinco concejales (3 del CCN y 2 del PP) solo trataba este asunto, no el de que pudieran o no recuperar el 100% de su sueldo, porque esa cuestión ya está resuelta por la interventora Ruth Arteaga -ausente ayer-, cuando determinó que por el plan económico financiero, aprobado por el propio grupo de gobierno en enero, este tenía que rebajarse el coste de las nóminas el 45%, algo que no hicieron, pese a serle denegada la suspensión cautelar pedida ante el Juzgado, por lo que no podrán cobrar desde el próximo mes hasta final de año.

En la votación sobre la retirada de delegaciones -con sus sueldos correspondientes-, los socialistas (5) y el concejal no adscrito votaron en contra, mientras que lo hicieron a favor la alcaldesa y cuatro ediles (3 del CCN y Andrés Martínez, del PP), mientras se abstuvieron el concejal de Sí se puede y el otro edil del PP, no liberado en el Gobierno. Se mantenían así las delegaciones que en su día firmó Fumero. Para la alcaldesa, tras esa votación “no se puede dar cumplimiento a la retirada salarial”, reconociendo, eso sí, que será la interventora quien informe sobre el asunto en otro pleno extraordinario. “No nos iremos”, resumía Fumero.

Olivia Delgado se mostró convencida de la necesidad de “tender puentes” para una moción de censura, aunque para ello deberá convencer a uno o dos ediles del PP, y al distante Sebastián Martín, de Sí se puede, una tarea casi imposible, visto lo visto en los dos últimos plenos.

TE PUEDE INTERESAR