Prohíben los animales, pescar y el nudismo en la playa de Santa Cruz

La playa de Santa Cruz de La Palma. | DA

El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Sergio Matos, ha emitido hoy un bando “con el fin de defender y preservar el potencial turístico y ambiental que supone la nueva playa y para evitar riesgos de degradación y usos incorrectos”.

El edicto municipal recuerda una serie de medidas que tienen por finalidad mantener la playa en las debidas condiciones de limpieza, higiene y salubridad, y que vienen recogidas por la Ordenanza Municipal de Protección de la Convivencia Ciudadana. El Ayuntamiento pide “la máxima colaboración ciudadana en el cumplimiento de estas disposiciones” y recuerda que cualquier infracción de las normas podrá ser sancionada con multas proporcionales a la gravedad de los hechos cometidos.

El bando municipal consta de veinte puntos en los que se regulan las normas fundamentales de uso de la playa. Entre las disposiciones que se establecen, queda prohibida la entrada de animales a la zona de la playa excepto en el caso de perros lazarillos. Igualmente no se permite el acceso de animales domésticos a las aguas y zonas de baño, con excepción del que resulte preciso para el desarrollo de actividades debidamente autorizadas.

En el ámbito de limpieza, serán sancionados quienes arrojen en la playa o en el mar cualquier tipo de residuos y basuras. Tampoco está permitido el uso de envases de cristal.

Otro tipo de límites que establece el bando son la prohibición de realizar campamentos y acampadas en la playa, hacer fuego, lavarse utilizando jabón, gel, champú o cualquier otro producto similar tanto en el agua del mar como en las duchas, o practicar el nudismo. Se prohíbe la utilización, salvo autorización expresa del ayuntamiento, de aparatos de radio o música, así como de instrumentos musicales que produzcan molestias a los demás usuarios.

La colocación de cualquier tipo de rótulo o valla publicitaria, así como la venta ambulante de comidas y bebidas solo podrá realizarse con la debida autorización municipal.

En aras de la seguridad, se deben observar las señalizaciones sobre las condiciones y los lugares de baño. En este sentido, está prohibido el baño en los espigones y en otras zonas señalizadas, así como deambular sobre los prismas, en todo caso, y en los espigones cuando exista señalización en la playa de bandera roja o amarilla.

Igualmente, por razones de seguridad no se permite la pesca, tanto en las zonas de baño como espigones y zonas de balizamiento.

El servicio de vigilancia y socorrismo se realizará de lunes a domingo durante todo el año: desde el 1 de octubre al 1 de abril, en horario de 10:30 a 17:00 horas; desde el 2 de abril al 30 de junio, hasta las 18:00 horas y desde el 1 de julio al 30 de septiembre, hasta las 19:00 horas. Además de velar por la seguridad, los socorristas podrán informar a usuarios y bañistas del correcto uso de la playa, conforme al bando municipal y a la Ordenanza de Convivencia Ciudadana.

Más noticias
Autorizarán a los perros en la playa de Santa Cruz, pero solo en la zona del callao
TE PUEDE INTERESAR