candelaria

El PSOE de Candelaria inicia, con el concurso de la basura, su reto del consenso

Airam Pérez Chinea tiene hoy el primer contacto con la oposición tras la expulsión de los nacionalistas. S. Méndez
Airam Pérez Chinea tiene hoy el primer contacto con la oposición tras la expulsión de los nacionalistas. S. Méndez

Tras la expulsión de los concejales de Coalición Canaria del Gobierno municipal de Candelaria, el PSOE se apresta a gobernar en solitario y hoy mismo empezará a hacer encaje de bolillos para sacar adelante los asuntos aún estancados en el Consistorio, empezando por el concurso del Servicio de Recogida de Residuos Sólidos y Limpieza, antesala de las negociaciones que proseguirán en el borrador del presupuesto de 2017.

En esa tarea se embarca hoy Airam Pérez Chinea, concejal de Hacienda y Empresas Concesionarias y Municipales, al que hay que añadir la Concejalía de Recursos Humanos. Para esta mañana tiene citados, justo después de la comisión informativa en que se dará cuenta de las destituciones firmadas por la alcaldesa Mari Brito (tres concejales de CC que quedaban y otros tantos miembros de personal de confianza), previa a la convocatoria del pleno extraordinario del miércoles día 10, a los cuatro portavoces de los grupos de la oposición (Carlos Sabina, Juan Miguel Olivera, Mayca Coello y José Fernando Gómez), para tratar de desbloquear el pliego de condiciones del nuevo concurso de la basura y de paso coger el pulso a los opositores con el ánimo de encontrar el consenso y aprobar el presupuesto municipal lo antes posible, aunque Carlos Sabina (CC), hasta el viernes en el Gobierno local, afirma desconocer su redacción.

Aunque la intención inicial de Airam Pérez Chinea era la de sacar dos concursos, uno destinado a Recogida de Residuos Sólidos (basura) y Limpieza Viaria y otro a Edificios Públicos, finalmente se unificará todo el servicio en una sola concesión, que volverá a tener una duración de 10 años y un presupuesto anual en torno a los 2.796.000 euros, más del 10% del presupuesto municipal.

Más noticias
Torres confeccionará una ejecutiva de integración desde abajo

Sin embargo, el proyecto que una empresa externa elaboró fue desechado en el pleno de agosto del año pasado, tras haber sido aprobado en junio por el grupo de gobierno (PSOE-CC).
El Ejecutivo local definió entonces la causa de esta marcha atrás como “errores técnicos y materiales, no de fondo ni de contenido”, ciñéndola a un fallo en los documentos elaborados por el programa informático Excel, según explicó reiteradamente el edil de Hacienda, Airam Pérez, que repercutiría en el precio final de la licitación.

La alcaldesa, Mari Brito, reconoció que el error en la tabla Excel es importante porque modifica el precio final del servicio al cambiar la superficie total que se ha de limpiar.

TE PUEDE INTERESAR