sanidad

“San Juan de Dios está preparado para afrontar todas las necesidades”

Juan José Afonso

Juan José Afonso es un médico cirujano palmero de 58 años, pero hace un tiempo dejó el bisturí porque los hermanos de San Juan de Dios le encomendaron la tarea de dirigir los centros sanitarios y sociosanitarios de la Orden en Canarias, Andalucía, Extremadura y Madrid.

-Del quirófano al despacho de dirección. ¿Cómo es ese camino?

“El camino siempre es largo porque para todo se necesita un proceso de aprendizaje y conocimiento. Dirigir la Provincia Bética de la Orden, que abarca centros hospitalarios, sociales y sociosanitarios en las comunidades de Madrid, Extremadura, Andalucía y Canarias, requiere visión estructural y panorámica. No podría haber salido del quirófano y haber sido director general de Centros, porque se necesita de un proceso y una perspectiva que se adquiere avanzando poco a poco. Yo salí de ésta, que es mi tierra, hacia Filadelfia, Estados Unidos, porque quería seguir creciendo, conociendo. Allí, durante algunos años, hice investigación. Al volver, continué siendo médico pero la gestión hospitalaria ya era una de mis inquietudes. He ocupado diferentes posiciones hasta llegar aquí y siento que la institución en la que me encuentro, con casi 500 años de historia y capaz de conjugar sin fricción alguna el ámbito de lo social y el de lo sanitario, es el presente y el futuro del modelo que necesitan usuarios y pacientes”.

-Lo social y lo sanitario. Usuarios y pacientes. ¿Cómo combina esto la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios?

“Nosotros somos una institución sin ánimo de lucro con vocación social. Esto es importante explicarlo, porque el objetivo de la Orden no es lucrarse a través de su acción asistencial y sanitaria, sino atender a aquel que nos necesite. La cuenta de resultados de una empresa al uso necesita incrementarse y engordar. Pero nosotros, como te digo, somos una institución sin ánimo de lucro, y nuestra cuenta de resultados tiene la necesidad de hacer sostenibles nuestros dispositivos sociales y sanitarios y redistribuir las ganancias en nuestra obra social para atender sanitaria, social o asistencialmente a las personas que nos necesiten”.

-¿Cuáles son entonces los ámbitos de actuación de la Orden?

“La Orden de San Juan de Dios tiene muchas aristas, es compleja. Un marco de actuación por todos conocidos es el médico-quirúrgico que se ve representado en los centros hospitalarios. Otro sería la atención a la discapacidad tanto en adultos como en niños. Estos dos ámbitos están bien representados en las Islas Canarias con el hospital de Tenerife, en primer término; y la Ciudad San Juan de Dios de Las Palmas de Gran Canaria y el Centro Psicopedagógico de Tenerife, en segundo término. La salud mental sería otro ámbito de actuación; la atención a mayores, a través de nuestras residencias y unidades de día; la docencia e investigación, que se lleva a cabo a través de los centros de formación profesional y universitarios en enfermería y fisioterapia; y, por último, el ámbito social. La labor social de la Orden es el ámbito transversal, es decir, que se trate del centro del que se trate: médico-quirúrgico, de mayores, de personas con discapacidad, etcétera, la labor del área de Desarrollo Solidario siempre está presente”.

Más noticias
Herido un motorista tras una caída en Santa Cruz de Tenerife

-¿Cómo se dirige todo eso?

“En la Orden el equipo directivo, del que formo parte con otros compañeros con quienes comparto esta labor, se encarga de trazar las líneas de gestión oportunas para seguir haciendo sostenible este proyecto. Pero son los hermanos de San Juan de Dios quienes gobiernan la institución, es decir, los laicos trabajamos para que siga siendo posible la obra de los hermanos, porque son ellos verdaderamente quienes han conseguido que el bien que inició Juan de Dios, un hombre al que llamaron loco en la Granada de hace casi cinco siglos, se propague hacia el resto del mundo, crezca y se perpetúe. Se trata de encajar en un engranaje que es muy complejo por su diversa actividad y naturaleza. Después, tu trabajo casa con el del resto y, entre todos, lo hacemos posible”.

-¿Cómo se traduce esa labor en Canarias?

“En Canarias, la actividad de la Orden es intensísima, tanto en Las Palmas como en Tenerife. La Ciudad de El Lasso, en Las Palmas de Gran Canaria es un centro que forma parte ya de la historia reciente de la Isla. Allí atendemos a niños con discapacidad a través de muy diferentes dispositivos. Tenemos el colegio de educación especial, la escuela infantil de atención temprana, tenemos una unidad de estancia diurna, una residencia para adultos con discapacidad… En Tenerife, y siguiendo con este ámbito, atendemos a personas con discapacidad en el Centro Psicopedagógico San Juan de Dios. Son chicos adultos con trastornos severos que reciben toda la atención y cariño de los hermanos, los profesionales y nuestro voluntariado, que colabora y motiva con su acompañamiento. Y en lo médico-quirúrgico, también en Santa Cruz de Tenerife, el hospital San Juan de Dios, un hospital general que no se para, que crece y se amplía siempre pensando en un mejor servicio hacia el paciente, y que es el que me ha traído estos días por aquí, para presentar las Jornadas de Innovación Traumatológica, una cita con especialistas que pretende asentarse en la agenda de la traumatología canaria”.

-¿En qué consisten estas jornadas?

“Las Jornadas de Innovación Traumatológicas son un foro hecho por y para especialistas en traumatología. Tradicionalmente, San Juan de Dios ha tenido en sus hospitales unidades de traumatología de referencia. Y hoy, sigue siendo así, de manera que se han reunido en el hospital de Tenerife reconocidos traumatólogos de nuestros centros para crear un foro de debate y conocimiento que ha tenido su máxima expresión en la retransmisión en directo de diversas cirugías desde nuestros quirófanos. En tiempo real, hemos podido ver cómo se interviene una prótesis de rodilla con cirugía navegada con mini robot o cómo se coloca una prótesis de cadera con vástago corto. El hecho de organizar y darle continuidad a iniciativas médico-quirúrgicas de esta envergadura es fundamental para seguir avanzando hacia la excelencia, que es el objetivo de cualquiera de nuestras prácticas”.

Más noticias
Herido un motorista tras una caída en Santa Cruz de Tenerife

-El hospital de Tenerife ha experimentado grandes cambios desde que iniciara su actividad

“El Hospital San Juan de Dios de Tenerife abrió sus puertas en 1949. Desde entonces, la sociedad, sus necesidades y el avance en la medicina ha provocado cambios sustanciales, y esto se ha visto reflejado en el hospital como es lógico. Por eso ahora podemos hablar de un hospital general con una cartera de servicios que va desde la neurocirugía, neurofisiología clínica, oftalmología, urgencias, psiquiatría, pediatría, rehabilitación y así hasta superar una veintena de especialidades. El equipo humano que tenemos hoy en el hospital alcanza la cifra de 400 profesionales. Todo ello nos da la medida de que hoy, San Juan de Dios en Tenerife es un gran hospital preparado para afrontar las necesidades sanitarias que nos exigen nuestros pacientes”.

-Y, además, su labor en lo relativo a la discapacidad tiene mucho peso aquí también…

“En La Palma aún gestionamos el Centro de Atención a la Discapacidad Triana y en Santa Cruz de Tenerife, tenemos el Centro Psicopedagógico San Juan de Dios, del que celebramos ahora su décimo año de vida. En el Centro Psicopedagógico atendemos a 50 personas con discapacidad: 42 residentes y 8 usuarios en el Centro de Día. La labor de atención a personas con discapacidad que realizan nuestros profesionales guiados por el saber hacer de los hermanos es algo a lo que cuesta poner palabras, porque la dedicación y el afecto con el que ejercen su trabajo para con ellos son admirables”.

– ¿Cómo ve a la Orden en un futuro próximo?

“La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ha sabido mantenerse como institución, recurso y herramienta para las personas enfermas y necesitadas a través de los tiempos. En algunos momentos, por las circunstancias históricas, prácticamente desaparece de España. Sin embargo, como el ave Fénix, se vuelve a restaurar con más fuerza si cabe, aumentando su potencial y bajo el mismo paraguas de vocación de servicio. Por tanto, no puedo ver a la Orden de otra manera que viva, dando respuesta a las necesidades que plantee la sociedad de su momento y con la actitud de hospitalidad silenciosa y sin protagonismo que caracteriza a los hermanos y colaboradores. Cambiaremos los que estamos, pero el espíritu de una institución que ha mantenido vivos sus valores y su obra durante cientos de años, eso, tiene que permanecer más allá de todo y de todos”.

Una orden dedicada a la atención sociosanitaria

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios es una organización sin ánimo de lucro dedicada a la atención sociosanitaria a través de diversos dispositivos, entre los que se incluyen hospitales y centros de salud mental, para personas con discapacidad, para personas mayores y para personas en situación de vulnerabilidad y exclusión social. La Orden está compuesta por 1.177 hermanos, 34.000 colaboradores-trabajadores, 6.000 voluntarios y unos 300.000 bienhechores. Está presente en los cinco continentes, en 55 naciones, con casi 300 obras que abarcan un amplio abanico de actividades.

TE PUEDE INTERESAR