sucesos

El buque capturado con 1.200 kilos de cocaína tenía la droga lista para tirarla al mar en caso de presencia policial

Imagen de las autoridades con los fardos incautados. | EUROPA PRESS

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha informado de que el pesquero de bandera venezolana que fue interceptado durante la madrugada del 4 de junio a unas 900 millas al suroeste de Canarias tenía los fardos con la droga listos para arrojarlos al mar en caso de presencia policial, mientras que su destino era España.

Así lo explicó este lunes en declaraciones a los medios de comunicación en el Puerto de Las Palmas, donde el buque fue trasladado con sus seis ocupantes -todos venezolanos-, que han sido detenidos junto a una séptima persona arrestada en Venezuela vinculada de forma directa con el envío de la droga y su financiación.

En este sentido, se trata de la segunda embarcación con bandera venezolana asaltada mientras transportaba estupefaciente para una organización de narcos afincada en España en menos de un mes.

“Se ha interceptado un pesquero que venía de Venezuela y que traía una cantidad de 1.200 kilogramos de cocaína”, dijo el ministro, que añadió que el grado de pureza de la droga es de aproximadamente un 80%.

Aquí, Zoido dio la enhorabuena tanto a la Policía Nacional como a la Agencia Tributaria y destacó que la intervención se produjo durante la madrugada para que los detenidos, que tenían los fardos atados y listos para tirarlos por la borda utilizando el anca, no pudieran arrojarlos al percatarse de la presencia de las autoridades.

ESTE ALIJO FUE CONSECUENCIA DEL DE MAYO

Por su parte, el origen de esta operación se encuentra en la reciente incautación de 2.400 kilos de cocaína a bordo de otro buque que tuvo lugar a mediados de mayo, también con bandera venezolana, que navegaba con destino a las costas españolas.

Más noticias
Interior mantiene el nivel de alerta 4 tras el ataque en Londres

En el marco de la misma investigación, se tuvo conocimiento de que los narcotraficantes contaban con otra embarcación con una importante cantidad de droga dirigida al mercado español y europeo.

Además, se supo que esta organización sudamericana, afincada en Colombia, había contactado con los coordinadores de la operación en España para concretar los detalles sobre cómo el cargamento debía ser transferido desde el buque nodriza.

Los investigadores de la Policía Nacional averiguaron las posiciones en las que se iba a materializar la entrega de la droga, por lo que establecieron un operativo coordinado con la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera para proceder al abordaje del pesquero, que llevaba dos días a la espera de realizar el trasvase a una segunda embarcación sin identificar.

Finalmente, el asalto del pesquero se produjo en aguas internacionales, en alta mar, en un punto del Océano Atlántico a unas 800 millas de las Islas Canarias.

“De aquella operación -añadió- se ha podido sacar esta, donde han habido seis detenidos [venezolanos todos] que venían en el barco, y uno más que estaba fuera también [en concreto en Venezuela]”, para añadir su agradecimiento a Portugal y la NCA británica y la DEA estadounidense por su colaboración.

UNOS 40 FARDOS DE 30 KILOGRAMOS CADA UNO

Una vez en el barco, los agentes observaron a simple vista unos 40 bultos de 30 kilogramos con la forma típica de fardos que contienen paquetes de cocaína, bultos que se encontraban unidos mediante cabos y fijados a dos anclas con la intención de poder ser arrojados al mar para que se hundiesen en el menor tiempo posible.

Más noticias
Interior mantiene el nivel de alerta 4 tras el ataque en Londres

De hecho, dos de los tripulantes trataron de hacerlo antes de ser apresados junto a otras cuatro personas que iban a bordo.

LA LUCHA CONTRA EL NARCOTRÁFICO “ESTÁ DANDO SUS FRUTOS”

Por su parte, Zoido quiso poner de manifiesto el trabajo que se está realizando desde Canarias y la aportación “determinante” que está haciendo a la lucha contra el narcotráfico. “Y la prueba está en que entre los años 2015 y 2016 los alijos que ha habido han sido importantes de más de 7.000 kilogramos de cocaína”, matizó.

Con todo, los detenidos han pasado a disposición judicial y la investigación sigue abierta, por lo que no se descartan más detenciones relacionadas con este caso.

“Esta operación significa que la lucha contra el narcotráfico y contra las organizaciones internacionales que transportan la droga directamente desde Sudamérica a España está dando sus frutos. No vamos a parar hasta que consigamos desarticular todas las redes que intentan introducir las sustancias estupefacientes en nuestro país”, concluyó.

TE PUEDE INTERESAR