La Laguna

Corpus de arte en Aguere

El recorrido alfombrado por las calles del casco antiguo de La Laguna reunió este año a un total de 65 tapices, elaborados por asociaciones, hermandades, centros educativos y colectivos culturales. Fran Pallero
El recorrido alfombrado por las calles del casco antiguo de La Laguna reunió este año a un total de 65 tapices, elaborados por asociaciones, hermandades, centros educativos y colectivos culturales. Fran Pallero

M.M.S.

Y el Corpus se hizo arte… San Cristóbal de La Laguna celebró ayer domingo, con la solemnidad y el espíritu artístico que le caracterizan, la festividad del Corpus Christi con la elaboración de 65 alfombras que cubrieron el recorrido de la procesión y que aportaron, como cada año, arte, color y tradición a esta celebración religiosa y popular que ayer, precisamente, cumplió en Aguere 110 años de historia.

El impulsor de las alfombras del Corpus en La Laguna fue el antiguo sacristán de la iglesia de La Concepción, Luis Marrero Rodríguez, quien en 1907 promovió la primera alfombra de flores en las calles del casco lagunero, al estilo de las que por ese entonces ya se confeccionaban en esta fecha señalada en la Villa de La Orotava y en Las Palmas de Gran Canaria, que a su vez habían importado la tradición desde Italia.

Barrios y pueblos del municipio lagunero también festejaron este domingo el Corpus, con actos en Valle de Guerra, Tejina, Punta del Hidalgo, Finca España o Taco. De hecho, la inmensa mayoría de los municipios del Archipiélago canario honraron ayer al Corpus Christi, salvo excepciones muy singulares, como el pueblo de Villa de Mazo, en la isla de La Palma, que lo celebró el jueves pasado con sus espectaculares arcos adornados, o la Villa de La Orotava, que vivirá su Infraoctava del Corpus Christi el próximo jueves, con su monumental tapiz de arenas del Parque Nacional del Teide en la plaza del Ayuntamiento.

Foto Fran Pallero Foto Fran Pallero Foto Fran Pallero Foto Fran Pallero
<
>
Foto Fran Pallero
Más noticias
El auto de la jueza marcará la resolución de la comisión de estudio de las grúas

El Corpus Christi es la festividad religiosa más antigua de la isla de Tenerife, con más de cinco siglos de antigüedad. Pero en La Laguna, en esta fecha se vive lo religioso con una solemnidad y un recogimiento más profundo, como además corresponde a la que es sede del Obispado y de la Catedral nivariense. Un carácter solemne por naturaleza el de las festividades religiosas laguneras que contrastó ayer con el colorido de los tapices y corridos callejeros, en su mayoría confeccionados con marmolina coloreada, que adornaron aún más la ya de por sí estética y monumental Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Como de costumbre, el Ayuntamiento lagunero distribuyó entre los alfombristas material diverso para contribuir a la elaboración de las alfombras, como cuerdas y tizas para los dibujos, papel para cubrir el suelo, brezo o colorante en polvo. Además, este año se repartieron 30.000 kilos de marmolina para elaborar las alfombras de todo el municipio y 40 camiones de brezo.

El alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, destacó que esta celebración es “una de las más antiguas de nuestra Isla, en la que se dan cita miles de personas y en cuya preparación participan familias, asociaciones, centros educativos, hermandades religiosas, empresas y colectivos, que elaboran lucidas alfombras, toda una reivindicación del trabajo comunitario”.

Efectivamente, cientos de laguneros de todas las edades participaron desde la madrugada en la preparación de los artísticos tapices. Una de las novedades llamativas de esta edición la protagonizó ayer la Asociación Folclórica de la Universidad de La Laguna (AFU), cuyos miembros elaboraron su alfombra del Corpus, situada a la altura de la Catedral, ataviados a la antigua usanza, con trajes de campesino, y solo utilizando materiales vegetales naturales, como en los orígenes, en homenaje a esta tradición ya centenaria.

Más noticias
100.000 euros para los proyectos de la desaladora de Valle de Guerra

El contrapunto a la exhibición artística de los laguneros fueron los cultos religiosos. La solemne eucaristía en honor del Corpus Christi se ofició a las cinco de la tarde en la Catedral, desde donde una hora más tarde partió la procesión, que hizo su recorrido habitual por el casco de Aguere alfombrado en su honor como hace 110 años.

TE PUEDE INTERESAR