La incógnita del TMT continuará abierta al menos hasta fin de año

Gary Sanders, director técnico del proyecto del Telescopio de Treinta Metros (TMT). | ELENA MORA – IAC

Gary Sanders, director del proyecto del Telescopio de 30 Metros, ha manifestado que esperarán a finales de este año o principios del próximo para tomar una decisión definitiva sobre la ubicación de esta instalación científica. “En cualquier caso, nos gustaría retomar el proyecto de construcción en abril de 2018”, sentenció el científico en una entrevista divulgada por el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

Sanders, que se encuentra en Tenerife participando en el congreso de Óptica adaptativa para telescopios extremadamente grandes, es el responsable de “dirigir un equipo para diseñar el telescopio, conseguir construirlo, hacer que funcione y entregarlo a los seis socios participantes (Canadá, China, India, Japón, el Instituto de Tecnología de California y la Universidad de California) para hacer astronomía”.

En estos momentos, los tribunales hawainos deliberan si otorgan o no la licencia para la construcción del TMT en el volcán Mauna Kea, que fue retirada por la Corte Suprema ante las denuncias presentadas por colectivos aborígenes, que consideran sagrada esa montaña. Esto llevó a los promotores del proyecto a elegir el Observatorio del Roque de Los Muchachos como alternativa para su emplazamiento.

Sanders, en la citada entrevista del IAC, reconoce que “hay riesgos en Hawái” y en estos momentos están trabajando con las autoridades del Estado para tratar de resolver los problemas existentes en la ubicación que siempre han defendido como prioritaria para el telescopio. “Si seguimos encontrando trabas para instalarlo en Hawái, estaremos encantados de construirlo en Canarias. Con el TMT en La Palma, podríamos hacer una astronomía maravillosa”, subrayó.

De hecho, el director del proyecto señaló que están tramitando las cuestiones legales necesarias para poder desarrollarlo en La Palma. “Hemos publicado una evaluación de impacto ambiental y un documento que ha sido revisado por el Gobierno de Canarias para la recalificación del uso de los terrenos en los municipios de Puntagorda y Garafía”, concretó .

Más noticias
Goto, un nuevo telescopio que ya opera en el Observatorio palmero

Por otra parte, cabe destacar que el TMT y el IAC mantendrán una estrecha colaboración. “En primer lugar –señala Sanders-, con el IAC ya hemos quedado en firmar un acuerdo para la colaboración en instrumentación científica, y esperamos hacerlo. Tenemos muchos planes y será muy bueno trabajar con los científicos del IAC. También estamos empezando a tener conversaciones sobre colaboraciones en instrumentación científica a mayor escala. Tal vez el espejo secundario con óptica adaptativa para el telescopio y otras áreas técnicas, pero aún estamos en la primera etapa de la negociación. Si finalmente venimos aquí, queremos ser verdaderos socios”.

Sanders explicó que el diámetro que tendrá el TMT “permite, en primer lugar, recoger más luz, y en segundo lugar, obtener una imagen más nítida”. Pero esto solo es posible si se corrigen las distorsiones que introduce la atmósfera de la Tierra, por lo que el telescopio necesita óptica adaptativa. Así las cosas, “una vez que tengamos más luz y una imagen más nítida, podremos separar objetos que estén muy juntos, ver estructuras con mayor detalle y detectar lo que estemos buscando; tal vez incluso imágenes de exoplanetas”, sostiene.

TE PUEDE INTERESAR