irak

La ONU denuncia que Estado Islámico ejecutó a 163 civiles cuando intentaban huir de Mosul el 1 de junio

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein. | EP

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha denunciado este martes que el grupo terrorista Estado Islámico ejecutó a 163 civiles el 1 de junio cuando trataban de huir de la zona oeste de esta localidad del norte de Irak.

“La brutalidad de Daesh y de otros grupos terroristas parece no tener límites. Ayer, mi personal me informó de que todavía hay tendidos en las calles del barrio de Al Shira, en el oeste de Mosul cadáveres de hombres, mujeres y niños, después de que al menos 163 personas murieran por disparos de Daesh el 1 de junio para impedirles que huyeran”, ha asegurado el Alto Comisionado, en un discurso en la sede de Naciones Unidas en Ginebra.

Zeid ha dicho que el personal del Alto Comisionado también ha recibido informes de personas desaparecidas en este barrio del oeste de Mosul. “Condeno de nuevo en los términos más enérgicos estos ataques cobardes y repugnantes perpetrados contra personas inocentes por parte de crueles terroristas que operan en muchas partes del mundo”, ha asegurado.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha subrayado que “el terrorismo” debe ser erradicado en todo el mundo mediante la “acción gubernamental” pero una “acción inteligente”. “La lucha antiterrorista debe realizarse de forma inteligente, preservando los Derechos Humanos de todos”, ha remachado.

Zeid ha pedido a los dirigentes internacionales que sean conscientes de que “por cada ciudadano detenido por error”, “humillado”, “sometido a abusos o torturado” al amparo de “una vaga legislación antiterrorista” la “mayoría de sus familiares” estarán para apoyarlo.

Más noticias
La ONU en Colombia confirma la recepción del "conjunto" de las armas de las FARC

“Envíe a una persona inocente a prisión y puede tener a seis o siete familiares en manos de aquellos que se oponen al Gobierno, con unos pocos que incluso pueden querer llegar más lejos”, ha advertido. “El coste de una detención errónea supera dramáticamente el beneficio que se cree que se puede conseguir”, ha explicado. “Para contrarrestar el extremismo violento, debemos permanecer firmes e insistir en lo contrario: la inclusión pacífica”, ha concluido.

TE PUEDE INTERESAR