la matanza

Las madres del Aula Enclave de La Matanza solo consiguen que se cambie a la auxiliar denunciada

Las madres de los alumnos del Aula Enclave no logran que la Consejería de Educación atienda sus peticiones. Fran Pallero

La reunión no resultó lo que esperaban. Las cuatro madres de los alumnos del Aula Enclave del CEIP Acentejo, en La Matanza, solo consiguieron que la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias cambie el próximo curso escolar a la auxiliar que dos de ellas denunciaron ante la Guardia Civil de La Victoria por un “trato inapropiado” con sus hijos.

Este fue el único compromiso que lograron arrancar ayer en la reunión que mantuvieron con tres de sus responsables de la que salieron “decepcionadas”, confiesan. “No nos dieron opciones ni atendieron nuestras demandas. Nos dijeron las medidas que habían tomado en el colegio y que nosotros ya sabíamos, como es el cambio del equipo directivo para el que además, nos pidieron un voto de confianza”, aseguran.

Según las familias, los responsables del citado departamento no les garantizaron que los menores fueran a tener la misma tutora años consecutivos, uno de sus principales reclamos dado que es fundamental para su estabilidad. Por lo tanto, les trasladaron que si la intención era que sus hijos no continuaran en el centro tendrían que esperar al mes de septiembre para ver en qué colegios quedaban matrículas libres de Aula Enclave. En este sentido, no les garantizan que los cuatro niños vayan a estar juntos en el siguiente curso si optan por el cambio y les advirtieron que podrían pasar más tiempo en el transporte escolar.

Respecto a la mejora de los espacios en el que se imparten las clases, “según Educación reúne las condiciones adecuadas” y por lo tanto, queda en manos del tutor la distribución en el aula. No obstante, su petición concreta se refería a una mayor cercanía a los aseos.

Más noticias
Las madres del Aula Enclave se reúnen mañana con personal de Educación

Las progenitoras confiesan que no se esperaban esas respuestas por parte de la Consejería después de posponer la protesta con sus hijos para que se atendieran sus demandas. “En ningún momento pusieron interés acerca de la decisión que íbamos a tomar, ni nos convocaron a una nueva reunión”, añaden las madres, quienes no descartan recurrir a otras instancias para luchar por los derechos de sus hijos.

En el caso de los responsables de la Consejería de Educación no se han querido pronunciar sobre este asunto pese a la insistencia de este periódico.

TE PUEDE INTERESAR