REFORMA DE LA ESTIBA

Los puertos, abocados a más paros al no llegarse a un acuerdo

Los puertos comenzaron a trabajar ayer con normalidad aunque algo colapsados a la espera de un nuevo paro intermitente el próximo lunes. ANDRÉS GUTIÉRREZ

Los puertos están abocados a las nuevas jornadas de paros de estibadores convocadas para la próxima semana, después de que ayer la patronal Anesco rechazase la última propuesta planteada por los sindicatos para negociar el nuevo convenio del sector, al considerar ilegales muchos de sus puntos. Las empresas de la estiba ni siquiera llegaron a votar la propuesta sindical en la asamblea extraordinaria que celebraron ayer, que tenía el análisis de la propuesta sindical como único punto del orden del día.

La votación no se produjo dado que Anesco encargó al despacho Garrigues un informe jurídico sobre el planteamiento de los sindicatos que “advierte de que algunos de sus puntos puede llevar a las empresas a infringir leyes como la de Competencia” y a afrontar las consiguientes multas. Otros puntos que Anesco pone en tela de juicio son la creación de un comité de coordinación entre las Sagep, los centros portuarios de empleo (CPE) y las empresas estibadoras para la regulación de las actividades formativas, prácticas, traslados, subrogación, ingresos y contratación; y la atribución exclusiva a las Sagep y a los CPE de la competencia para seleccionar y contratar personal. La patronal recuerda la “imposibilidad” de realizar este tipo de prácticas, que pueden ser sancionadas con multas de hasta el 10 % de la facturación de cada empresa y de hasta 60.000 euros para las personas directamente implicadas.

A pesar de ello, y dada su “firme voluntad de alcanzar a la mayor brevedad posible un acuerdo” que ponga fin a un conflicto que ya se extiende más de cuatro meses, la asamblea de Anesco definió una contrapropuesta que remitirán el próximo martes a los sindicatos.

En paralelo, Anesco volvió a “llamar a la responsabilidad” a estas organizaciones “para que desconvoquen las huelgas y permitan un nuevo marco razonable de diálogo”. Y es que este nuevo rechazo pone sobre la mesa varios días más de paro que pueden llevar a los puertos a una situación crítica. El calendario prevé paros parciales para el lunes, 19 de junio, el miércoles día 21 y viernes 23. Estas huelgas sucederán a la de 48 horas de esta semana y a los tres días de paros parciales de la anterior, convocatorias que, según el Ministerio de Fomento, ya han supuesto un coste de 146 millones de euros para la economía. Pero es que, además, este calendario se amplía dos semanas más con paros de 48 horas, pero en horas impares, como se hizo la semana pasada.

Aunque la huelga estos días no ha provocado incidencias importantes y ha sido pacífica, el vicepresidente del Gobierno, Pablo Rodríguez, mostró ayer su “enorme preocupación” por como la huelga de 48 horas de los estibadores puede afectar al Archipiélago, ya que por los puertos llega el 95% del suministro para las Islas”.

La CEOE-Tenerife emitió ayer un comunicado señalando que su principal preocupación se deriva de la prolongación de esta situación que podrá generar retrasos graves (recogida o servicio), conllevando posibles pérdidas de clientes y lo que es más delicado, la posibilidad de desabastecimiento.

TE PUEDE INTERESAR