Santa Cruz

Ningún organismo vigila las medidas contraincendios en los edificios de la Isla

La compartimentación, clave contra las llamas en los hospitales. DA
La compartimentación, clave contra las llamas en los hospitales. DA

Ningún servicio de inspección público controla si los edificios más altos de Santa Cruz de Tenerife están al día en sus medidas contra incendios. Así lo reconoció ayer el concejal de Urbanismo de la capital tinerfeña, Carlos Garcinuño, quien recordó que la responsabilidad corresponde a los propietarios de los inmuebles y que, por mucho que la competencia sea municipal, el Ayuntamiento carece de un servicio de estas características. Sea como fuere, el concejal coincidió con lo ya expuesto en la edición de ayer de DIARIO DE AVISOS por el oficial jefe del Consorcio Insular de Bomberos, Salvador Reyes, en que los tres rascacielos existentes en la capital provincial son los menos preocupantes en tal sentido. “Cuando se edificaron las dos torres gemelas ya estaba en vigor una normativa muy exigente para este tipo de contingencias”, explicó Garcinuño. Sobre el de Tres de Mayo, Reyes destacó que su revestimiento exterior de hormigón y la existencia de una columna seca garantiza que se dispone de agua a cualquier altura del edificio.

Por contra, los problemas podrían surgir en los edificios de entre 8 y 10 plantas (en algún caso, hasta de 14) que proliferan sobre todo en la zona de la rambla de Pulido o de la popularmente conocida como la avenida de Anaga, aunque también existen en Salud Bajo o La Salle. A este respecto cabe recordar que las autoescalas con las que cuentan los bomberos insulares no superan en ningún caso los 32 metros, por lo solo llegarían a un octavo o, como mucho, a un noveno piso. “En estas edificaciones no se cuenta con sistemas de seguridad como medidas de compartimentación, ni presentan posibilidad de reforma al respecto” apuntó a este respecto el concejal capitalino. “De ahí que los propietarios deberían preocuparse de que estén al día en la revisión de los extintores o en que el preceptivo depósito de agua en la azotea esté disponible en caso de una emergencia que ojalá nunca se produzca”.

Más noticias
Herida una mujer tras la colisión de un camión y un turismo en Tenerife

Precisamente, son las medidas de compartimentación las que garantizan la seguridad en los otros grandes inmuebles existentes en la capital tinerfeña: los hospitales. “Como se trata de edificios que técnicamente no son evacuables por la falta de movilidad de parte de los pacientes, todos cuentan con estas barreras para aislar distintas partes del mismo en caso de que se declare un incendio”, apuntó Carlos Garcinuño.

TE PUEDE INTERESAR